La Nación cree que lo peor de la crisis automotriz ya pasó

El ministro Cabrera y su equipo visitan empresas en Córdoba y avanzan en un trabajo conjunto con la Provincia. Afirmó que el contrapunto entre Macri y Schiaretti es un “chisporroteo, no un incendio”.

Por Gabriela Origlia

El ministro de Producción, Francisco Cabrera, que está en Córdoba y que realizó ayer y continuará hoy con una serie de actividades y visitas a empresas le bajó el tono a la disputa entre el Presidente y el Gobernador por los impuestos. Dijo “lo de Mauricio (Macri) con (Juan) Schiaretti fue un chisporroteo, no un incendio” y recalcó que con su par Roberto Avalle “trabajan juntos”.
Para el equipo del funcionario nacional lo “peor” para el sector automotor “ya pasó”; a la crisis brasilera con fuerte impacto en Córdoba le sumaron la transición de las terminales instaladas en la provincia que discontinuaron algunos modelos para empezar a producir otros entre este año y el próximo.
Los funcionarios recorrieron ayer la planta de Fiat que, con una inversión de 500 millones de dólares, a fines de este año estará fabricando nuevos modelos y hoy harán lo mismo con las instalaciones de Renault Nissan en Santa Isabel. Allí, con 700 millones de dólares de inversión, desde el último trimestre de 2018 saldrán pick ups.
También visitaron autopartistas –estiman inversiones en ejecución y anunciadas en el sector por 100 millones de dólares- y anoche compartieron una cena con empresarios de ese segmento. Desde la Cámara de Industriales Metalúrgicos les insistieron en que deben hacer cumplir el flex firmado con Brasil para que crezca la integración de partes argentinas.
También les plantearon los problemas estructurales que afectan la competitividad de las industrias argentinas como costos internos, tarifas, inflación y tipo de cambio atrasado. Cabrera, en el almuerzo de la Bolsa de Comercio, admitió que hay problemas de competitividad y que, mientras trabajan para resolver los generales, avanzarán en acuerdos sectoriales como los que ya cerraron, entre los que se destaca el de Vaca Muerta. “Este año habrá inversiones por 6000 millones de dólares y los que viene por 20.000 millones anuales –afirmó-, pero lo más interesante es el grupo de actividades sobre el que tiene impacto”.
Insistió en que recibieron una economía parada y en que la recesión de 2016 en parte se explica porque emplearon el año en resolver las cuestiones más urgentes, como el acuerdo con los hold outs, la vuelta a los mercados y la unificación del mercado cambiario.
Cabrera describió que apuestan a las Pymes como generadoras de empleo: “Hay 850000 en el país, con que cada una tome una persona hay más trabajo que el creado en los últimos años”.
Reiteró que en los próximos meses presentarán el proyecto de reforma impositiva y que seguirán “simplificando” la burocracia para que las empresas tengan más posibilidades y facilidades de hacer negocios. “Debemos exportar más para crear empleos de calidad”, resumió.
En el marco de la política sectorial que el gobierno nacional está llevando adelante para el desarrollo de la cadena de valor autopartista, Cabrera se reunirá con 25 empresas del y visitará Maxion Montich y Fumiscor, ambas en procesos de expansión para poder abastecer a la nueva demanda de terminales.
Uno de los principales puntos del acuerdo automotriz que el gobierno nacional firmó en marzo con empresas, sindicatos y gobiernos provinciales para producir 1 millón de autos en 2023, busca mejorar la integración de piezas locales en los proyectos de inversión de las terminales automotrices para producir nuevos modelos.
“Estamos trabajando en una política para el sector con incentivos que promuevan el desarrollo de proveedores locales; nuestra obsesión como gobierno es mejorar el empleo privado formal”, afirmó el Ministro.
También suscribirá un acuerdo productivo con la Provincia como parte del nacional; es una de las 100 prioridades de gestión establecidas en diciembre pasado, y buscan consensuar con los gobiernos locales políticas para fortalecer las economías regionales y remover los obstáculos que impiden su desarrollo.