Tras paritaria, Adiuc apunta cañones contra reforma académica

La última asamblea de los docentes universitarios puso el foco sobre las iniciativas de Hugo Juri vinculadas a la enseñanza, en línea con los planteos que Conadu sostiene a nivel nacional.

El acuerdo salarial alcanzado esta semana por Conadu y la mayoría de las centrales gremiales trajo alivio a Adiuc, el gremio de los docentes de la UNC. El prolongado conflicto, la ausencia de avances significativos en la negociación y el horizonte de un paro por tiempo indeterminado al inicio del segundo semestre conformaban un clima de insatisfacción de los profesores para con sus representantes.
A un mes de enfrentar las PASO como primer candidato del frente kirchnerista Córdoba Ciudadana, el titular de Adiuc, Pablo Carro, prefirió aplicar un golpe de timón en la estrategia política del gremio.
Así, los docentes universitarios pasarán de tener en la mira las reivindicaciones salariales contra el gobierno nacional, a enfocar sus cañones hacia las reformas académicas que promueve el rector Hugo Juri. De esta manera, vinculando la gestión Juri con el gobierno nacional, Carro podrá mantener el perfil antimacrista pero con un más cómodo tono local.

Nuevos objetivos
Las principales centrales gremiales de los docentes universitarios (Conadu y Conadu Histórica) llevaron a cabo un plebiscito en todo el país. La consulta realizada en la tercera semana de junio buscaba convalidar el paro por tiempo indeterminado que los gremialistas querían impulsar para el inicio del segundo semestre de clases.
Si bien los gremios comunicaron que altos porcentajes de votantes avalaron la medida de fuerza, todos ellos evitaron publicar la cantidad de docentes que participaron de la consulta. En Córdoba, Adiuc evitó la colocación de urnas en las unidades académicas, reemplazándolo por un formulario digital en la web.
La aparentemente baja participación habría impulsado a los gremios a buscar una salida rápida del conflicto salarial, por lo que cinco de las seis centrales (con la excepción de la combativa Conadu Histórica) aceptaron el martes la última propuesta elaborada por los funcionarios de la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU) de la Nación.
Sin embargo, el acuerdo salarial no implicaría un acuerdo de paz con el gobierno nacional, sino que los gremios ya comenzaron a delinear su próxima estrategia de combate contra la gestión que a partir del viernes estará en manos del nuevo ministro de Educación y Deportes, Alejandro Finocchiaro. El actual ministro bonaerense reemplazará a Esteban Bullrich, quien encabeza la boleta de senadores nacionales con la que Cambiemos enfrentará a la expresidente Cristina Fernández de Kirchner en la provincia de Buenos Aires.
En su congreso nacional, celebrado el martes, Conadu aprobó un crítico documento contra el Plan Maestro, el proyecto de ley con el que el macrismo busca trazar el sendero de la educación argentina para las próximas décadas.
En particular, los gremios critican la utilización de los resultados de las pruebas Aprender como parámetros para la definición de nuevas políticas, la búsqueda de nuevas formas de evaluación estandarizada, y las intenciones del gobierno de establecer un organismo federal que se encargue de evaluar el desempeño de docentes y estudiantes de los distintos niveles educativos.

Capítulo Córdoba
La semana pasada, Adiuc dio su primer paso para corresponder en el tablero local la disputa que las centrales gremiales buscan librar contra el gobierno nacional. Entre las resoluciones tomadas por su asamblea de afiliados, se definió la presentación de pedidos de informes al Rectorado de la UNC al respecto de dos temas vinculados a la enseñanza.
Por un lado, los docentes requieren información sobre el reconocimiento de trayectos académicos, proyecto de la actual gestión comúnmente conocido como sistema de “créditos académicos”. La iniciativa era una cuenta pendiente para el rector Juri desde su primer paso por el Rectorado (1998-2000), y ha sido una de las prioridades de la gestión.
El sistema permitiría que los estudiantes acumulen créditos académicos a través del cursado de materias que no necesariamente pertenezcan a su carrera o Facultad, promoviendo la movilidad estudiantil y el estudio interdisciplinario. Además, abriría las puertas a la generación de nuevos títulos y carreras haciendo uso de las miles de asignaturas que ya se dictan en la UNC.
La idea de Juri fue tomada por la cartera educativa, que conformó un Sistema Nacional de Reconocimiento Académico para promover también la movilidad entre universidades de todo el país.
Ahora, Adiuc apunta contra los créditos académicos “en cuanto concierne al trabajo docente y sus condiciones”, según el sitio web del gremio. La mira estaría puesta sobre la situación de materias que se dictan en muchas Facultades, con una cantidad de estudiantes muy distintas según la unidad académica, como la matemática, la química y la biología.
Por otra parte, el gremio realizará un pedido de informe sobre la implementación de sistemas de educación virtual en la UNC. El requerimiento está relacionado al convenio que la Casa de Trejo firmó con consorcio internacional EdX, al que pertenecen universidades como el Massachusetts Institute of Technology (MIT) y Harvard.
La intención del Rectorado es poner en línea cursos dictados por docentes cordobeses, para que sean de libre acceso en esa plataforma, pero Adiuc considera que “afecta las condiciones y funciones docentes”.
Con estos proyectos de Juri en la mira, el gremio le dará a su secretario general, Pablo Carro, la posibilidad de mantener el perfil antimacrista (emparentando a Juri con la gestión nacional de educación), al mismo tiempo que despliegue una temática que, por su experiencia, le sienta cómoda.
De la misma manera, la actual conducción del gremio comienza a delinear las que serán sus principales banderas de cara a la renovación de autoridades que, hacia fin de año, se dará a través de elecciones.