Schiaretti quiso calmar las aguas pero enojó al delasotismo

El Gobernador buscó bajarle el tono a las expresiones del ex mandatario contra Mauricio Macri y provocó la reacción de los delasotistas. Además, le achacaron la foto con el Presidente y el candidato de Cambiemos.

Por Yanina Soria
ysoria@diarioalfil.com.ar

El paso de Mauricio Macri por Córdoba alteró los ánimos dentro del peronismo cordobés. Las diferencias entre el gobernador Juan Schiaretti y su antecesor José Manuel de la Sota quedaron –una vez más- expuestas públicamente y aunque la soga nunca llega a romperse entre los caudillos de Unión Por Córdoba (UPC), ayer quedó muy tensa.
Es que a pocos días de que el ex mandatario llamara “caraduras” a funcionarios del gobierno nacional por atribuirse obras que –según dijo- le pertenecen a la Provincia, en plena campaña electoral Schiaretti no sólo se mostró cerca del jefe de Estado sino que además intentó bajarle el tono a las críticas de su socio político.
Hasta ahora el cordobés no se había referido al tema; ayer reinterpretó los dichos del ex mandatario y buscó contextualizar su frase.
“El anterior gobierno nacional no quiso poner un peso, se llegó hasta fines de 2015 e hicimos un 60 por ciento. De los 8 mil millones que cuesta la obra, la Nación ha prometido 2 mil millones y nos ha ayudado a terminar lo que falta. Confío en que todos esos fondos llegarán”, señaló Schiaretti luego de que el Presidente dijera no entender el enojo de De la Sota “si vinimos a hacer las obras prioritarias que acordamos con el gobernador”.
Lo cierto es que con intenciones de terciar en esa pulseada y calmar las aguas, en plena conferencia de prensa el Gobernador invitó al presidente y a De la Sota a compartir el acto de inauguración de un tramo de la autovía Córdoba-Río Cuarto. Esa obra fue la que justamente motivó las acusaciones del ex mandatario contra el líder del PRO.
“Ni pensar que De la Sota vaya a compartir escenario con Macri en una obra que está muy ligada a él”, disparó un delasotista paladar negro.
Las diferencias de enfoques respecto a la campaña que el peronismo debe seguir emergen nuevamente: De la Sota busca imprimirle alto voltaje para marcar diferencias con Cambiemos mientras que Schiaretti insiste con la baja intensidad y evitar los golpes duros contra los candidatos del Presidente en Córdoba. Claro, las necesidades de uno y otro son distintas; el primero debe gestionar mientras que el segundo ya piensa en la carrera presidencial de 2019.
En el delasotismo están convencidos que la cercanía de Schiaretti con Macri puede poner en riesgo la victoria peronista en Córdoba en las próximas elecciones.

La foto que molestó
La imagen del Gobernador cordobés sentado al lado de Mauricio Macri y también junto al principal contrincante que tendrá en agosto la lista de UPC, el diputado Héctor Baldassi, terminó de detonar el enojo del delasotismo.
Si bien el tres veces mandatario de Córdoba se encuentra fuera del país cumpliendo una agenda académica (retorna el 18), sus representantes se encargaron de hacer notar el malestar que generó esa situación.
Quien así lo expresó públicamente fue el candidato cuatro en la lista de UPC y legislador provincial, Daniel Passerini.
Mientras Macri continuaba con su recorrido por Córdoba, el delasotista se despachó por las redes sociales: “Lamentablemente, el gobierno de Cambiemos vino a Córdoba y en lugar de traer las obras que debe, prefirió hacer actos de campaña”. Además criticó el respaldo explícito a Baldassi en una visita institucional a Córdoba “demostrando que las prioridades del gobierno sólo pasan por la agenda electoral”, agregó. Y en línea con lo planteado por De la Sota días atrás, Passerini le apuntó la Ruta 158 , el Canal San Antonio y la Ruta 7 como algunas de las obras prometidas por la Nación y demoradas para Córdoba.

Lanzamiento de plataforma
Unión Por Córdoba presentará mañana las principales propuestas de campaña de la lista que encabeza el vicegobernador Martín Llaryora. Estarán presentes todos los candidatos y gran parte del aparato peronista.