PRO larga campaña a medida de Baldassi

El Presidente ungió al ex árbitro como su “representante”. Las actividades que esperan al número uno de la lista de Cambiemos respeta la liturgia macrista. Acompañará al ministro Francisco Cabrera en su gira por la ciudad. El acto que proponían los radicales será reemplazado por un timbreo y mates con vecinos.

Por Yanina Passero
ypassero@diarioalfil.com.ar

Flanqueando al inquilino de la Casa Rosada, Mauricio Macri, durante su abreviada estadía en Córdoba, estuvo el candidato a diputado de Cambiemos, Héctor “La Coneja” Baldassi. El velado objetivo de asociación en el electorado rayó lo explícito cuando fue el mandatario quien presentó al ex árbitro internacional como “su representante” en la Cámara de Diputados. Siguió con un pedido abierto del voto: “Los cordobeses me acompañaron para llegar a ser presidente; ahora les pido que confirmen este cambio que iniciamos juntos”.
La ansiedad que despierta este bastión electoral, hizo que Macri incurriera en dos olvidos, dolorosos para sus aliados electorales, también para los peronistas cordobeses (schiarettistas) que se presentan como garantes de la gobernabilidad nacional.
El primero. Baldassi acaparó el respaldo presidencial. Macri no hizo referencia al resto de los integrantes de la boleta que se medirá en los próximos turnos electorales. Probablemente no hacía falta porque el mensaje no se ajustaría al auditorio, marcado por la ausencia casi total de dirigentes “boina blanca”.
El segundo. En el estrado compartido con el gobernador Juan Schiaretti, Macri promocionó a su candidato preferido, a quien se perfila como su referente para competir por la sucesión peronista en el Gobierno de la Provincia, si mantiene su nivel de tracción en las urnas.
Y como para que no quede un ápice de duda sobre el protagonismo que tendrá el famoso que logró consolidarse como la apuesta fuerte del PRO en Córdoba, la campaña fue diseñada a su medida. Aunque en realidad las ideas de los cráneos del macrismo se amalgaman a la perfección con el perfil del candidato elegido. Simbiosis.
Descartado quedó el gran acto de presentación de los aspirantes a ocupar un escaño en la Cámara baja, con motivo de la apertura formal de campaña, este viernes. Con esa idea fantaseaban algunos dirigentes radicales. La agenda de actividades prevista para los próximos días será bastante alejada de la puesta en marcha de tradicionales mítines políticos, por el contrario, la rutina responderá a la liturgia del partido amarillo.
Como se verá en lo sucesivo: la campaña respetará el formato expuesto en la octava misión del Presidente en Córdoba. Visitas de funcionarios nacionales que desembarcarán con anuncios de obras e inversiones y contacto directo con el vecino.
El ministro de Producción de la Nación, Francisco Cabrera, estará en la provincia hoy y mañana. Contará con la escolta permanente de Baldassi. Juntos, visitarán las instalaciones de Fiat y almorzarán en la Bolsa de Comercio. La actividad de hoy cerrará con una reunión con los candidatos de Cambiemos.
En tanto, mañana la agenda de Cabrera continúa con contactos con pequeños y medianos empresarios. Allí será donde Baldassi tendrá su actividad propia con una mateada con vecinos, con lugar a confirmar.
El sábado será el momento de un clásico macrista: el timbreo nacional encabezado por Macri en Buenos Aires y replicado con referentes locales en cada distrito del país. Para el cierre del fin de semana, espera a los candidatos de Cambiemos la Fiesta de la Bagna Cauda de Calchín Oeste, localidad ubicada a 130 kilómetros de la ciudad.
Austeridad y cercanía, parecen ser los conceptos elegidos para el primer tramo de campaña. “Los recursos son de los vecinos y deben ser utilizados para y por ellos“, anticipaba Baldassi cómo sería la puesta en escena en la reunión de dirigentes de Capital, la noche del lunes.
Aquí es donde entra otro concepto asociado con el macrismo: las encuestas. Mientras los sondeos de opinión tengan a Baldassi bien posicionado, el macrismo no se correrá de la línea marcada. “Los fondos de campaña se reservarán para el conurbano bonaerense, donde está la preocupación electoral de la gobernadora María Eugenia Vidal y el Presidente”, apuntaba un macrista con diálogo directo con influyentes miembros de la Casa Rosada. En broma, afirman que todavía no denunciarán que Córdoba es “discriminada” en el reparto del líquido vital de toda campaña.