Nación mejoró oferta salarial para universitarios (probable acuerdo)

En Córdoba, el acuerdo paritario le quitaría protagonismo mediático al candidato kirchnerista Pablo Carro, quien conduce el gremio docente Adiuc.

Iniciado el quinto mes de negociaciones, el ministerio de Educación y Deportes de la Nación puso esta semana una nueva propuesta de aumento salarial para los docentes universitarios de todo el país.
La nueva proposición mejora los guarismos iniciales y se convertiría en la llave para distender la relación del gobierno nacional con las centrales gremiales nacionales, que tomarán una posición al respecto a inicios de la próxima semana.
De consumarse el acuerdo, los gremios depondrían el paro por tiempo indeterminado que planean para el inicio del segundo semestre. En Córdoba, el titular de Adiuc y precandidato a diputado nacional por el kirchnerismo, Pablo Carro, perdería así su vidriera mediática sobre el cierre de campaña.

Aumento, garantía y “cláusula gatillo”
La negociación entre el Ministerio que encabeza Esteban Bullrich y las seis centrales gremiales docentes (Conadu, Conadu Histórica, Fedun, Fagdut, Ctera y UDA) se inició a fines de febrero, momento desde el cual se fueron sucediendo distintas propuestas salariales desde la parte estatal.
Los representantes de la cartera educativa comenzaron con una propuesta de aumentos “mes a mes” que, aplicando aumentos iguales al índice inflacionario que el Indec publicase cada mes, pudiese seguirle el ritmo a la inflación. Sin embargo, los representantes gremiales se opusieron a ello, buscando una fórmula tradicional de aumentos prefijados.
Hasta la semana pasada, los funcionarios de la Secretaría de Políticas Universitarias proponían un aumento del 20 por ciento anual, escalonado en 4 cuotas: 4 por ciento a partir de marzo pasado (abonable retroactivamente), 6 por ciento en junio, 6 por ciento en septiembre y 4 por ciento en diciembre. Además, a partir de diciembre los docentes recibirían un aumento extra del 2 por ciento, en concepto de jerarquización, redondeando 22 puntos porcentuales.
Ante la enésima negativa de los gremios, el Gobierno nacional decidió mejorar los porcentajes de las cuotas, adelantar la fecha de aplicación de una de ellas, incorporar un sistema de garantía salarial y definir cláusulas gatillo trimestrales.
De esta manera, las cuotas se fijaron en un 4 por ciento en marzo, un 6 por ciento en junio, un 8 por ciento en septiembre, y un 3 por ciento en noviembre, mes en el que también se haría efectivo el aumento por jerarquización del 2 por ciento y, para los profesores titulares, un incremento extra en relación a los cargos base.
De esta manera, cuando a inicios de diciembre los docentes cobren su sueldo de noviembre, percibirían aumentos que varían entre un 25,01 por ciento para el cargo más bajo del escalafón (Ayudante B, en la UNC) a un 26,45 por ciento para los profesores titulares, todo ello en comparación al salario vigente el 1 de febrero pasado.
Además, el acuerdo fijaría “garantías salariales”, consistentes en pisos mínimos que deben ser abonados a todo docente que, a través del cálculo general, percibiese “de bolsillo” menos que el monto fijado. Estas garantías son válidas para todos los cargos excepto el más bajo (Ayudante B).
A través de dicha cláusula, cuando los docentes reciban su remuneración por este mes de julio, ninguno cobrará menos de 21.264 pesos (dedicación exclusiva), 10.632 pesos (dedicación semi exclusiva), o 5.316 pesos (dedicación simple).
La última pata del acuerdo consiste en una cláusula gatillo, que obliga a las partes a rediscutir los incrementos consensuados en caso que la inflación medida por el Indec supere el salario. Estas revisiones se harán de forma trimestral.

Vidriera electoral
En Córdoba, los docentes de la UNC suelen mostrarse renuentes a acompañar las medidas de fuerza que impulsan tanto Adiuc como Aduncor, las filiales locales de las vertientes gremiales Conadu y Conadu Histórica. Sin embargo, en este caso particular, el paro por tiempo indeterminado resuelto por los gremios habría tenido un impacto especial.
El titular de Adiuc, Pablo Carro, encabeza la lista de diputados nacionales de la lista kirchnerista (Córdoba Ciudadana), por lo que el paro al inicio del segundo semestre habría coincidido con el tramo final de su campaña electoral. Siendo el único sector estatal que todavía no acordó su aumento salarial de este año, esta se convertiría en una ocasión ideal para que Carro hiciese gala de su oposición al gobierno del presidente Mauricio Macri.
Si los congresos de Conadu y Conadu Histórica resuelven la próxima semana (martes y lunes, respectivamente) aceptar la propuesta del gobierno, el gremialista deberá repensar su estrategia de cara a los comicios del 13 de agosto.