Belgrano, Rigoni y Pérez

Presiones para que en Alberdi acepten las condiciones por la mitad del pase del volante.

Por Federico Jelic

Proceso de recambio dirigencial en Belgrano, renovación del plantel superior también pensando en la próxima temporada; sin embargo, hay algunos asuntos institucionales y otros deportivos-económicos que siguen generando algunas controversias por barrio Alberdi.
Es que mientras continúan negociando la apelación a la sanción impuesta por el Tribunal de Disciplina en AFA, con el castigo de seguir jugando sin público de local hasta el 2 de septiembre (por el linchamiento y muerte del hincha Emanuel Balbo, resonante caso que indignó a la sociedad en general), la venta del 50 por ciento del volante Emanuel Rigoni, hoy en Independiente, entró en acción. A colación de esto, se desataron algunas polémicas e internas en el seno del club, sobre quién toma las riendas de las tratativas, pero sobre todo, abrió un amplio abanico de frentes con la dirigencia de AFA. No sólo independiente está en esto.
A su vez, la participación del ex presidente de Belgrano Armando Pérez en el diálogo genera algunas rispideces con la comisión actual. Es decir, por ahora el enfrentamiento no sólo es interno sino que si Independiente y AFA entran en escena, imposible es aventurar los mejores guarismos para el club.

Pérez y Rigoni, de presidente a director ejecutivo
Jorge Franceschi lleva ya dos meses como presidente de Belgrano, después de que los socios lo ungieran bajo la premisa de continuar el proyecto que edificó faraónicamente Pérez desde su asunción, en 2005. El hecho de ser su bendecido le permitió a la “Torta” imponerse con contundencia y autoridad en los escrutinios. Sin embargo, nobleza obliga, nunca dejó de quitarle espacio ni participación a su antecesor. Dicho sea de paso, una vez proclamado el oficialismo, al hombre fuerte de los cosméticos le otorgaron la función de director ejecutivo del club, algo así como un puesto simbólico para que siga perteneciendo de alguna manera a la estructura de trabajo.
Es que Pérez de todas maneras sigue de cerca, ligado a los colores celestes. Vale aclarar que hoy es el único interlocutor válido que tiene Independiente y AFA para conversar sobre la otra mitad de la ficha y los derechos económicos de Rigoni, de tremendo presente deportivo. En Independiente buscan hacerse de la totalidad de su pase en virtud de poder negociarlo en una cifra astronómica a Europa (Italia y Holanda) y claro, mientras la otra mitad pertenezca a Belgrano, las negociaciones internacionales se encuentran estancadas.
A saber: a cambio de 15 millones de pesos Pérez vende el 50 % ciento de Rigoni a Independiente en 2015, buscando una participación en ganancia de una futura operación. Y le salió bien: el jugador creció en rendimiento y es seguido de cerca por el mercado europeo. El tema es que Independiente, cuyo presidente es el líder perpetuo de la CGT Hugo Moyano, no ve con buenos ojos que se siga dilatando la chance de hacer un exquisito negocio y que encima esté Pérez de por medio.
Recordemos que la presencia de Pérez como presidente del Comité Normalizador de AFA le generó más enemigos que adeptos. Y rivales de los poderosos. Moyano y el presidente de Boca Juniors, Daniel Angelici, son algunos de ellos. Y Claudio Tapia, presidente de AFA, otro más de fuste.
Entonces, ¿Será cierto que hay cierta “extorsión” contra Belgrano por el pase de Rigoni? Independiente ofreció 1.400.000 dólares por el saldo restante de su ficha, más la sesión a préstamo de algún otro futbolista por un año. Como que esa propuesta suena bastante insuficiente por el rendimiento del jugador en la actualidad y con las pretensiones desde Alberdi. Pero no contento con esto, Moyano (que es casi lo mismo que AFA) apela a otras argucias en pos de su objetivo.

Belgrano y su apelación
AFA ya hizo saber su condena para Belgrano: hasta el 2 de septiembre no podrá habilitar su localía para el púbico. Vale destacar que ya viene cumpliendo esta penitencia desde el clásico ante Talleres, cuando ocurrió el infausto incidente, que abarcó ya cuatro partidos con esta modalidad, aun sin sentencia firme. El perjuicio económico es evidente.
Desde la dirigencia argumentaban algunos sectores lo inoportuno de apelar, teniendo en cuenta el termómetro para con Belgrano después de la era Pérez (un claro pase de facturas), no obstante, lo mismo procedieron oficialmente a discutir legalmente ese fallo. ¿Será ese acto jurídico un obstáculo a la hora continuar el diálogo en ambos escritorios?
Las malas lenguas aducen que Independiente tiene llegada e influencias con Tapia (el “Chiqui” es yerno de Moyano) y por ende, la conversación por la parte restante de Rigoni toma otro cariz. Otro tenor. Más duro y rígido. Se cuenta que las presiones están a la orden del día, “persuadiendo” o “sugiriendo” a Belgrano que acepte esa oferta que llegó desde Avellaneda. ¿A cuánto lo puede vender Independiente a Rigoni? Se habla de 6 a 9 millones de dólares. Y Belgrano, en vez de recibir la mitad de esa transferencia, se debería conformar con 1.400.000 dólares…
Caso contrario, ¿no se levanta la sanción de jugar sin público? Para ese entonces, el conjunto “Pirata” ya podría tener finalizadas las obras por la ampliación del “Gigante de Alberdi”. Que su inauguración oficial sea sin hinchada, como que sería desabrido.

La nueva dirigencia opina
Y claro, al no estar más formalmente Pérez en la institución, los nuevos valores dirigenciales que acompañan a Franceschi quieren hacer valer su voz, más allá del reconocimiento público que le ofrecen al hombre fuerte de los cosméticos. Ocurre que Franceschi le sigue rindiendo lealtad y pleitesía a Pérez, además de darle la venia a que siga negociando a Rigoni. Esta actitud produjo cierto malestar en las flamantes generaciones ya legitimadas con el voto, que no quieren seguir pagando consecuencias del pasado. Tienen su derecho. Además, pugnan por ganarse un espacio en la carrera dirigencial. Y se habla de que incluso habían entablado conversaciones con Boca Juniors, por Rigoni, buscando quedarse con el pase de Fernando Zuqui.
Pero de ser cierta esta versión, hay un cortocircuito. Boca es Angelici, Angelici es Moyano y Tapia. Negar eso sería ingenuo. Querer saltear a Independiente y Moyano puede ser muy perjudicial en ámbitos de AFA. ¿Quién negocia a Rigoni? ¿Pérez o la nueva cúpula directiva? ¿Qué sería lo más saludable para Belgrano?
Así está el tablero político dirigencial por Alberdi. Un negocio por Rigoni que no se puede escapar y una sanción que parece ser el derecho de pernada de una de una AFA cuyos dirigentes son inflexibles en pos de sus intereses.