Aguad, en una terna que compulsa por Defensa

Insistentes versiones que circulan en la Casa Rosada indican que el tres veces candidato a gobernador tiene chances de ir a Defensa, aunque primero debe dirimir duelo en una terna que integra junto al radical Horacio Quiroga (intendente de Neuquén) y Héctor Lostri, un hombre del PRO que actualmente ocupa la Secretaría de Producción para la Defensa.

Por Gabriel Osman
gosman@diarioalfil.com.ar

En el rediseño del gabinete que planea Mauricio Macri desaparecería el Ministerio de Comunicaciones que conduce Oscar Aguad, pero el cordobés mantiene aún chances de quedar en el equipo presidencial y en un lugar de mayor relevancia. Las insistentes versiones que circulan en la Casa Rosada indican que el tres veces candidato a gobernador tiene chances de ir a Defensa, aunque primero debe dirimir duelo en una terna que integra junto al radical Horacio Quiroga (intendente de Neuquén) y Héctor Lostri, un hombre del PRO que actualmente ocupa la Secretaría de Producción para la Defensa.
Cuando comenzaron a circular en Córdoba las versiones sobre sus posibilidades de permanencia e incluso ascenso en la consideración del presidente Macri, se gastaron algunas bromas con el apelativo –“Milico”- que los cordobeses desde siempre lo conocen a Aguad, y su posible nuevo destino. Muchos creen que el apodo le viene de cierto estilo marcial del radical, pero los que lo conocen mejor saben que recuerda su condición de ex liceísta. El Liceo General Paz ha sido una cantera impensable de políticos en Córdoba. Sin hacer historia, un simple corte a la fecha indica que en ese lugar se formaron, además de Aguad, el hoy gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, y el rector de la UNC, Hugo Juri.
Bromas y anecdotario al margen, Defensa es un lugar de mayor jerarquía política en comparación con la difusa cartera de Comunicaciones con la que debutó en el gobierno de Cambiemos. Defensa es un cargo con mayor expectabilidad y visibilidad públicas, sin contar que es el ministerio con más empresas bajo su jurisdicción, como son los casos de Astilleros Tandanor (reparaciones y construcciones de artefactos y tecnología navales), Fadea (Fábrica de Aviones) y los enclaves de Fabricaciones Militares en Rio Tercero, San Francisco y Villa María, todas en Córdoba, donde también tiene asiento el Tercer Cuerpo de Ejército, el más importante del país en poder de fuego y extensión territorial de su jurisdicción.
La presencia de Aguad en la mencionada terna tiene directa relación con la importancia que tiene para el gobierno nacional la provincia de Córdoba, la “capital” del PRO en las elecciones de 2015. Si los registros electorales en la provincia hubieran pasado por el meridiano del promedio general del país y aún con el porcentaje que aportó la CABA, Macri hubiera perdido las elecciones. Pero no fue así en absoluto: Macri marcó un promedio provincial del 72% y en Capital del 75%. Los cordobeses compraron completa la victimización de José Manuel de la Sota a manos de Cristina de Kirchner y se lo facturaron en el balotaje del 22 de noviembre de 2015.
Las versiones sobre las posibilidades de que Aguad vaya a Defensa –mucho más su consumación- no son precisamente neutras en la interna radical de Córdoba. Estén marcadas o no por la aparente disposición del gobierno nacional de interferir en estas disputas locales de la UCR, las menciones de triple ex candidato parecen estar en línea con procedimientos recientes y palpitantes. Los dos casos más recientes: la cándida confesión pública del tercero en la lista de Cambiemos a diputado nacional, el ignoto Gabriel Frizza (intendente de Jesús María), en el sentido de que la confección de la boleta aliancista le fue comunicada a Schiaretti antes que a Ramón Mestre; y la propuesta de Marcos Peña de que Rodrigo De Loredo, yerno de Aguad y titular de Arsat, sea jefe de campaña de Cambiemos en las legislativas nacionales de este año.