PRO inflexible; ¿surge coalición anti-aliancista?

Ramón Mestre recorrió ayer despachos macristas en Buenos Aires. Los hombres del Presidente no retrocedieron: quieren a Baldassi de uno, a Frizza de tres, y relegar a la UCR al cupo femenino en dos y cuatro; Diego Mestre, quinto.

Por Alejandro Moreno
[email protected]

Los radicales cordobeses estaban anoche en estado de deliberación por las pocas noticias sobre la aventura de Ramón Mestre en Buenos Aires por los despachos macristas, en los que trataba de obtener el mejor acuerdo político posible para regresar con algo que obsequiar a sus correligionarios. Mestre llevaba anotada en su agenda reuniones con Marcos Peña y con Rogelio Frigerio.
Trascendió de fuentes mestristas que el jefe del grupo Confluencia, el oficialismo partidario, habría escuchado de los macristas la decisión irrenunciable, y basada en el deseo del presidente Mauricio Macri, de que Héctor Baldassi encabece la lista de candidatos a diputados nacionales, que Gabriel Frizza sea el número tres, y que, entonces, la UCR se conforme con completar dos casilleros de cupo femenino (el segundo y el cuarto) y el quinto con el nombre de Diego Mestre.
Mestre estaría negociando que su hermano ingrese al cuarto renglón, hasta donde es seguro que Cambiemos logrará ganar bancas. Pero para que eso sea posible sin pasar por encima de las obligaciones del cupo femenino habrá que establecer una lectura propia de la demagógica legislación. La UCR renueva tres bancas ganadas en 2013, por lo que estaría obligada, en soledad, a llevar una sola mujer en los tres primeros. Pero el PRO ganó una en aquel año, por lo que los aliados renuevan, en total, cuatro, y para satisfacer el 33 por ciento dos candidatas del cuarteto inicial serán mujeres. Sin embargo, podría argumentarse también que la alianza Cambiemos no existía en 2013, por lo que nada renueva; y al ser así, debe cumplir con el 33 por ciento sobre las tres primeras candidaturas.
Mientras eso ocurría en Buenos Aires, sucedían cosas en Córdoba. La alianza que formó el mestrismo para que en el último Congreso Provincial surgiera una lista de candidatos a diputados nacionales que no sea sólo propia podría estallar en pedazos si se oficializa que el macrista Héctor Baldassi es inamovible del primer lugar de Cambiemos.
El grupo Confluencia (el mestrismo) consiguió armar una lista a la que invitaron a dirigentes de Fuerza Renovadora (nicolacismo), de Asamblea Radical (sector progre) y de Línea Córdoba (angelocismo). Así, el oficialismo partidario logró barnizar de aperturismo una lista que llevaba en los primeros lugares a candidatos propios: Diego Mestre, Soledad Carrizo y Brenda Austin.
Aquel Congreso, además, enfatizó que la UCR podría abandonar la alianza si el PRO se negaba a que sea radical el primer candidato de la lista.
Ayer, el jefe de Fuerza Renovadora, Miguel Nicolás, aseguró que si Baldassi es el número uno irá a las PASO, aunque Ramón Mestre, el líder de Confluencia, ceda esa condición al PRO en Buenos Aires. “Hasta ahora sí, pero estamos esperando la respuesta”, dijo. Para Nicolás es inaceptable que el radicalismo cordobés renuncie a encabezar la boleta de diputados nacionales.
Otro aliado del mestrismo para la confección de la lista del Congreso envió también su alerta. La conducción de Asamblea Radical, integrada por Sergio Piguillem, Sergio Favot y Javier Varetto, emitió un comunicado en el que recalcó que “la UCR debe encabezar” la lista y mantener los tres diputados que renueva. “Si esto no se consigue mediante el consenso, debe la Unión Cívica Radical concurrir a las PASO con lista propia”.
En cambio, desde Línea Córdoba aseguraron que cumplirán con la palabra empeñada, y citaron a Eduardo Angeloz, su máximo referente, quien le habría quitado dramatismo a la cuestión señalando que, después de todo, nadie se acuerda el nombre los primeros candidatos a diputados nacionales de los últimos diez años.
Podría estar gestándose una coalición anti-aliancista, entre todos aquellos que no digieren otorgarle tanta ventaja al PRO. Naturalmente se cuenta entre los críticos al oficialismo Dante Rossi, quien avisó ayer en el Comité Central que el sábado presentará la lista de candidatos del núcleo Identidad Radical (becerrismo).
Rossi se anotó ayer una victoria cuando la Junta Electoral de Cambiemos no pudo resolver su pedido para que se aplique el sistema proporcional y no el de cupos (tres para el ganador y uno para el segundo) en una eventual PASO de Cambiemos. El éxito fue posible por el apoyo de los apoderados mestristas, tan interesados como Rossi en modificar el Reglamento que impuso el PRO. Ahora, debe resolver la Justicia Electoral.