Nuevo edificio Bancor, con arquitectura y diseño que clausuran polémica oportunista

La delgada y para nada perturbadora arquitectura del nuevo edificio sobre su entorno, cuya altura no supera ni en un centímetro los 21 metros máximos exigidos por las ordenanzas municipales para el sector, queda en evidencia de que aquella denuncia era nada más que el primer paso público que daba Scotto para comenzar a macerar su candidatura a diputada nacional por el kirchnerismo.

Tillard, Llaryora, Sosa, Schiaretti y Vigo cortan la cinta en el acto inaugural.

La inauguración del espléndido edificio del Banco de Córdoba fue oportuna porque ese mismo día llegó desde Buenos Aires la noticia del Banco Central de que la entidad financiera dejaba de estar intervenida y recuperaba así su plena autonomía. Pero lamentablemente quedó muy atrás la aparatosa denuncia de la ex rectora Carolina Scotto, en 2010, sobre la supuesta “interferencia” del proyecto sobre la Manzana Jusuita y los riesgos de que la Unesco le retirara a la UNC su título de Patrimonio de la Humanidad.
Cuando observa la delgada y para nada perturbadora arquitectura del nuevo edificio sobre su entorno, cuya altura no supera ni en un centímetro los 21 metros máximos exigidos por las ordenanzas municipales para el sector, queda en evidencia de que aquella denuncia era nada más que el primer paso público que daba Scotto para comenzar a macerar su candidatura a diputada nacional por el kirchnerismo, que se consumó en 2013 y se consumió en sólo seis meses, al renunciar intempestivamente en agosto de 2014 a su banca en el Congreso.
Es oportuno señalarlo porque aunque Scotto ya forma parte sólo del archivo de curiosidades de la política local y la magnífica remodelación el edificio marca un hito en la historia de la institución, había sido Juan Schiaretti el blanco de estas invectivas de Scotto, el mismo que el miércoles de la semana pasada el que la inauguró.

La levedad del diseño no perturba su entorno y, por el contrario, las diferencias con el casco histórico de la entidad sólo sirven para marcar los tres siglos que ha cruzado el Banco Córdoba.

Además de Schiaretti, estuvieron en el acto el presidente de la entidad, Daniel Tillard, el vicegobernador Martín Llaryora, la secretaria de Equidad y Promoción del Empleo, Alejandra Vigo, el ministro de Inversión y Financiamiento, Ricardo Sosa, y el secretario de Gobierno y Participación Ciudadana de la Municipalidad de Córdoba, Javier Bee Sellares, entre otras autoridades provinciales y municipales, empresarios y ejecutivos del sector financiero.
La nueva sede cuenta con BMS o sistema de gestión de edificio inteligentes y automatizados, que incluye los servicios propios del edificio (energía, iluminación, aire acondicionado, agua, comunicaciones, acceso, incendios). El sistema realiza todas las funciones necesarias para el control, medición y supervisión de los equipos e instalaciones garantizando una operación segura y racional de energía.