Gobernadores PJ “ganadores” en línea con plan de Schiaretti

Los mandatarios de Chaco y La Rioja tuvieron gestos en el sentido de la consolidación de la liga de gobernadores peronistas. El cordobés aseguró que los resultados de las provincias que votaron el fin de semana pasado son las primeras victorias de este espacio. Se fortalece la idea de un nuevo bloque legislativo que responda al “peronismo del interior”.

Schiaretti y Domingo Peppo, gobernador de Chaco.

Aunque goza de unas breves vacaciones, el gobernador de Córdoba no descansa en lo que parece ser su nueva prioridad política: la reconfiguración del justicialismo a nivel nacional. En esa clave leyó los resultados de los comicios locales que se celebraron el último fin de semana.
“Sus triunfos electorales son el triunfo de la Liga de Gobernadores Peronistas y marca el camino de la organización del peronismo” escribió Schiaretti en su cuenta de twitter en referencia a los mandatarios de las provincias de La Rioja y Chaco que confirmaron la preeminencia electoral del justicialismo en sus distritos.
Las felicitaciones del cordobés estuvieron dirigidas, no casualmente, a sus colegas Domingo Peppo, del Chaco, y Sergio Casas, de La Rioja. A ningún observador avezado en el lenguaje de gestos que se estila en el peronismo se le pasó la prolija exclusión de sus respectivos antecesores y aún referentes del PJ Jorge Capitanich y Luis Beder Herrera. Para Schiaretti, estos últimos están demasiado ligados al kirchnerismo y no encuadran en la impronta que pretende imprimirle al espacio que bautizó “peronismo del interior”.
El chaqueño Peppo se enroló en la línea discursiva que viene desarrollando el mandatario cordobés. “No funciona la política de palos en la rueda” sostuvo diferenciándose del kirchnerismo y, tácitamente, de su antecesor en la gobernación. Además, afirmó que Cristina Fernández “es una dirigente más” en el peronismo y se manifestó a favor de la realización de primarias abiertas para dirimir los liderazgos en cada distrito.
“Debería haber PASO en las que se consolide el liderazgo. Creemos que hay que construir un nuevo peronismo, que esté comprometido con la gente, que genere confianza y una alternativa hacia adelante. Tenemos que consolidar una conducción que permita enamorar al pueblo” afirmó el gobernador del Chaco augurando un reordenamiento luego de las elecciones de octubre.
Por otra parte, dijo que no se siente discriminado por el gobierno nacional y que pretende seguir trabajando en conjunto con el ejecutivo. La política de colaboración con la administración de Mauricio Macri, aunque manteniendo la autonomía política del justicialismo, es uno de los ejes fundamentales que reúnen a los 9 gobernadores peronistas que conforman la liga.
“El liderazgo en el peronismo siempre lo da la gente. Cuando encuentra a un jefe, el peronismo se alinea detrás de ese jefe. Pero hoy el peronismo no tiene un jefe. Desde ahí, hoy hay muchas expresiones” sostuvo Peppo.
Por su parte, Sergio Casas agradeció el apoyo de Schiaretti en respuesta a sus felicitaciones públicas. La Rioja fue una de las primeras escalas a las que arribó el cordobés en las minigiras que viene realizando por los territorios de sus aliados. En oportunidad de su visita, apoyó explícitamente a los candidatos del PJ riojano que resultaron victoriosos el último fin de semana.
El próximo paso en la estrategia del grupo que además integran los gobernadores Gustavo Bordet (Entre Ríos); Lucía Corpacci (Catamarca); Hugo Passalacqua (Misiones); Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Juan Manzur (Tucumán) y Sergio Uñac (San Juan) es la conformación de una nueva bancada en el congreso de la nación.
En su última aparición pública, Schiaretti confirmó este plan. “Este bloque no será para pelear con nadie. Será para garantizar la gobernabilidad. El peronismo republicano tiene hoy esa responsabilidad histórica, porque no está en el gobierno” dijo en oportunidad de su regreso de la visita a Catamarca.
“No queremos pelearnos con el Gobierno nacional. Le queremos y le vamos a ganar las elecciones en Córdoba”, concluyó.