Alta participación, primer efecto de la elección directa

A pesar del conflicto en el transporte público, el inicio de los comicios decanales dejó datos auspiciosos en cuanto a la participación.

El desdoblamiento de los comicios universitarios del pasado martes cubrió de ansiedad y expectativa a los distintos grupos políticos de la UNC. Sin resultados, las distintas fuerzas deben esperar hasta la noche del martes 13 para conocer a las nuevas autoridades electas.
A pesar de ello, algunos datos de la jornada del martes 6 llamaron la atención de los operadores universitarios. Entre otros, la alta participación registrada a pesar de la dramática situación del transporte público cordobés.

Paro y desdoblamiento
El pasado martes 6 estaba marcado en el calendario universitario como el día del estreno de la elección directa, el nuevo sistema electoral aprobado por la Asamblea Universitaria que permite que todos los miembros de la UNC (docentes, no docentes, graduados y estudiantes) participen de la designación de las autoridades unipersonales (decanos y rector).
La situación de parálisis que vive el transporte público de la ciudad a raíz del paro ilegal de los choferes de UTA amenazó con empañar la jornada y puso en vilo a todas las fuerzas políticas. A primera hora del martes, las autoridades acordaron con todas las partes realizar un desdoblamiento de los comicios que permita garantizar la concurrencia a las urnas.
En las siete unidades académicas que eligen decanos, los docentes, no docentes y graduados tuvieron la posibilidad de emitir su voto el martes 6, pero podrán también realizarlo el martes 13. Las urnas fueron guardadas sin escrutar a través de un sistema de termosellado y con monitoreo permanente a través de cámaras a las que tienen acceso los apoderados de todas las listas.
En el caso de los estudiantes de las 15 Facultades, las mesas de votación no se habilitaron y todos podrán emitir sus votos el martes que viene.

Alta asistencia
La imposibilidad de movilizarse en colectivos públicos y el desdoblamiento para votar la semana que viene hacían pensar que la afluencia a las urnas podría tornarse escaso. Sin embargo, los tres claustros mostraron una alta participación en todas las unidades acádemicas involucradas.
En Odontología, la asistencia superó el 90 por ciento del padrón en las mesas de profesores titulares y adjuntos, mientras que se ubicó entre el 80 y el 90 por ciento en las mesas de profesores auxiliares y no docentes. En el caso de graduados, votó más del 9 por ciento del padrón y las estimaciones indican que el próximo martes se superará la cantidad de electores del 2016.
En Ciencias Agropecuarias, los porcentajes fueron similares a Odontología: más del 90 por ciento en docentes titulares, en adjuntos y en no docentes, y más del 80 % en profesores auxiliares. En el caso de graduados, la participación ya superó la cantidad de votantes del año pasado.
Los votantes graduados también superaron las cifras del año pasado en Famaf, Ciencias Químicas, Arquitectura y Filosofía. Referentes universitarios analizaban este fenómeno como una consecuencia directa del nuevo sistema electoral.
La figura del decano tiene mucha más exposición pública y, por lo tanto, más atractivo que la de los consejeros y consiliarios graduados, especialmente para un conjunto de votantes que no están obligados a concurrir y cuya relación con la UNC varía según su situación laboral o profesional.
Además, los distintos grupos de poder relacionados al claustro de graduados (como gremios, asociaciones profesionales o partidos políticos) tienen más incentivos de colaborar con las campañas cuando se trata de un cargo ejecutivo.