Popurrí inconexo de anuncios y medidas económicas

La semana pasada transcurrió entre un varieté bastante inconexo de anuncios y medidas económicas de distinto grado de importancia.

Por María Cayre

Nos desayunamos en la semana con la renuncia sorpresiva de la canciller estrella Susana Malcorra la cual argumentó cuestiones personales para su renuncia. El sucesor será nada más ni nada menos que Jorge Faurie, quien es el actual embajador argentino en Francia, elección que no parece ser azarosa ya que Francia resulta ser no solo el país más reacio a aprobar el acuerdo que se pretende cerrar este año entre el Mercosur y la Unión Europea sino que, además es sede de la OCDE (Organización para el Comercio y el Desarrollo Económico) a la que Argentina tiene miras de ingresar. Dos hechos que buscarían apuntalar algunos aspectos de la economía nacional.
En materia productiva el gobierno firmó con sindicatos y empresas del sector, un convenio para potenciar la producción de moto-vehículos buscando una mayor integración de partes nacionales y la generación de 4.000 nuevos puestos de trabajo. El sector no es de menospreciar, la venta de motos registró en abril un aumento del 45%, genera actualmente unos 5.000 puestos de trabajo y unas U$S 2.000.000 de divisas anuales por exportación. El objetivo del acuerdo rubricado días atrás es aumentar el impuesto a la importación de motos terminadas y disminuir el de las motos desarmadas, se busca con esto fomentar el ensamble local ya que la aporte de piezas nacionales hoy es sumamente baja. En términos productivos otra noticia relevante fue la caída en la producción de alimentos que se conoció mediante el informe de COPAL (Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios). Como mencionamos en esta columna la semana pasada, la industria manufacturera descendió 0,2% en el último estimador mensual del Indec, la producción de alimentos que compone parte de esa caída aportó un negativo de 2,3%. Las bajas se dieron específicamente en bebidas espirituosas (-14,3%), aceites vegetales (-12,1%), vinos (-12,1%), molienda (-9,4%), y lácteos (-7,8%). La producción de alimentos es un rubro por demás importante en la economía argentina, pues el agregado de valor a las materias primas es lo que nos permitiría dejar de ser el granero del mundo para ser el supermercado del mundo.
Sin embargo lo más anecdótico de la semana podríamos decir fueron los 8 puntos clave sobre la marcha de la economía que el Jefe de Gabinete expuso -entre divertidas chicanas y efervescencias- en el recinto de diputados, y el Relevamiento de Expectativas de Mercado que informó el viernes el BCRA.
En relación a Peña, el jefe de ministros se jactó de haber conseguido la inflación esperada anual más baja desde el 2009, de haber logrado el fin de la recesión económica luego de tres trimestres consecutivos de aumento del PBI y de acumular nueves meses de generación de empleo consecutivo. También argumentó que el 75% de la deuda que se tomó se destina a pagar las obligaciones que le dejó la gestión anterior, que se mejoró la transparencia en materia presupuestaria y la confiabilidad de la Banca Central. Por último puso foco en el plan de infraestructura que se está llevando a cabo -que el gobierno tilda de ser el más ambicioso de la historia- y en el crecimiento de los créditos hipotecarios.
Justo al finalizar la semana al Banco Central de la República Argentina larga su informe de Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que consiste en un seguimiento sistemático de los principales pronósticos macroeconómicos de corto y mediano plazo que realizan analistas especializados, locales y extranjeros, sobre la evolución de variables seleccionadas de la economía argentina. En el relevamiento se revisan 5 variables claves cuyos resultados fueron los siguientes:
Inflación – IPC General: Se mantendrá relativamente constante en lo que queda del año, cerrando en el acumulado anual en torno al 21-22%. Se pronostica 15% para el 2018 y 10% para el 2019.
Tasas de Política Monetaria: Se espera que la tasa de política monetaria vaya disminuyendo a medida que lo hace la inflación cerrando un anual de cerca de 22% para 2017 y 16,5% para el 2018.
Tipo de cambio: Los pronósticos para el tipo de cambio nominal esperado rondan los 17,5 pesos por dólar finalizando 2017 y 20 pesos por dólar para el 2018.
Resultado Primario – Déficit fiscal: En relación a este indicador se espera un resultado en rojo de cerca de los $431.300 millones (por arriba de la meta del Ministro de Hacienda que pretende un rojo de $409.500 millones), y un déficit de $421.100 para el 2018.
Crecimiento de la economía: Los especialistas concuerdan que el crecimiento de la economía alcanzará un promedio de 2,6% en 2017, ascendiendo a 2,9% en 2018 y creciendo un poco más para 2019 cerrando en 3,3%.
Me animo a decir que las declaraciones de Marcos Peña son tan verdaderas como lo es el hecho de que al gobierno le cueste cumplir algunas de las metas económicas que se propuso. Es cierto que le inflación está bajando pero casi ningún pronóstico la estima bajo la línea del 17%; es cierto que el déficit fiscal se pronostica a la baja pero pocos estimadores lo dan dentro de la metas de Dujovne; es cierto que el PBI está al alza y que la Argentina va a crecer este año pero los especialistas lo pronostican mayormente por debajo del pretendido 3%. Las mediciones se van revisando todos los meses, esperemos que el segundo semestre llegue con el batacazo y las metas propuestas por el gobierno le ganen la pulseada a los pronósticos de los analistas.

Beneficio de la semana

PAC EMPRESAS: Si sos un PyME y tenés más de dos años de actividad económica, poder recibir un subsidio de hasta $400.000 para invertir en capacitaciones, servicios profesionales, gastos de certificación o bienes de capital mediante el Programa de Apoyo a la Competitividad.
Más info en: http://www.produccion.gob.ar/pacempresas/