Panorama incierto en paritaria de UTA

El periodista se comunicó con un influyente dirigente de la UTA Nacional para conocer los avances de la negociación salarial de los choferes. Sospechaba que, con la novedad de un acuerdo cercano, los dirigentes díscolos de la filial local de los choferes perderían la fuerza de sus argumentos para protestar contra la intervención.

Informante sindical: No tenemos novedades sobre la pugna salarial. Hasta ahora la cosa viene mal. Como sabrá, el representante de UTA, Roberto Fernández, pidió un 25%, pero los empresarios no se mueven del 22%.

Periodista: Una buena noticia en materia salarial hubiera servido para contener las presiones internas al interventor, Luis Arcando, por parte de delegados díscolos.

I.S.: Probablemente. Ya no tendrían excusas.

P.: Hoy (por ayer) hubo asambleas en Coniferal y, por la tarde, en Autobuses Córdoba. ¿Fueron avaladas por Arcando?

I.S.: De ninguna manera.

P.: ¿Y qué van a hacer? Hace unos días le comenté mi opinión, los representantes de base están “midiendo” a la nueva conducción.

I.S: El asunto es sencillo: las empresas van a descontar las horas no trabajadas. Además, aquí hay otro punto interesante que se le está pasado por alto.

P.: Lo escucho.

I.S.: La asamblea estuvo motorizada por dirigentes que quieren posicionarse para las próximas elecciones en Coniferal.

P.: A finales de noviembre.

I.S.: Claro.

P.: Pero empezaron mal si su objetivo es la renovación democrática.

I.S.: ¿Y a usted qué le parece?