UCR: mestrismo busca una grieta entre Negri y Aguad

El plenario opositor al mestrismo en el ACV, en el centro de la escena radical.

Por Alejandro Moreno
[email protected]

El próximo plenario de la alianza inesperada entre Mario Negri y Oscar Aguad sostiene la atención en todo el universo del radicalismo cordobés. El mestrismo observa con desconfianza la reunión del viernes en el ACV, mientras la coalición opositora envía señales para ratificar su solidez.Negri y Aguad cultivaron la desconfianza durante muchos años; para algunos, el desencuentro duró incluso décadas, y si el choque entre ambos no fue mayor habrá sido porque renovaban sus queridas bancas en la Cámara de Diputados de la Nación en forma no simultánea. También los une la cercanía al macrismo, porque uno es la principal espada del presidente en la Cámara de Diputados, y probablemente en los canales de TV, y el ministro de Comunicaciones puede jactarse de ser pionero del acuerdo con el PRO en la provincia de Córdoba.
El mestrismo los acercó porque los dos se sintieron arrinconados por el oficialismo partidario. De a poco advirtieron que sus diferencias eran menores que el temor a verse avasallados. Además, sus vástagos (en el caso de Aguad, político), Juan Negri y Rodrigo de Loredo, que tienen el mismo sentimiento por el mestrismo, empujaron hacia el encuentro de los mayores.
Así llegan al plenario del viernes que, si bien no es el primero porque la dupla debutó hace dos semanas en Mendiolaza, tiene el valor de ser la presentación en la ciudad de Córdoba, por lo que tendrá una mayor vidriera.
En el mestrismo sostienen que el encuentro opositor es un desafío al intendente, que maneja la mayoría de los hilos del partido, con los que consiguió que el Congreso Provincial armara una lista de candidatos a diputado nacional. “¿Qué traman?”, se preguntan. Sospechan que la dupla Negri-Aguad quiere armar un polo sólido para disputarle el poder interno a Mestre para la renovación de autoridades en la UCR, lo que ocurrirá el año que viene. Ese round precederá la pelea de fondo del 2019, cuando el intendente tratará de convertirse en gobernador.
Fuentes del Palacio 6 de Julio aseguran que de los sondeos realizados a ambos dirigentes, resulta que Aguad es más permeable a un acuerdo, y que Negri, en cambio, ha endurecido su posición. Asimismo, juran que el ministro de Comunicaciones pidió un lugar para Elisa Caffaratti en la lista de candidatos a diputados nacionales.
Desde la vereda opositora al mestrismo suscriben aquello de que surge un nuevo polo en la UCR, liderado por Negri y Aguad, escoltados por un número creciente de intendentes (por esto último es que recorre la Casa Radical el rumor de que se quebraría el Ente de Intendentes que preside Ramón Mestre). Por el contrario, niegan que pueda producirse una fisura en el acuerdo entre ambos dirigentes. “Estamos sólidos y nada cancela el plenario del ACV”, prometen.
“Si queremos pelear el poder en el 2019 al peronismo, tenemos que hacer política de otra manera y ser opositores en serio al gobierno de Schiaretti; hoy se callan muchas cosas”, acusan.
La unión de Negri y Aguad no llegará a convertirse en un nuevo grupo interno, porque ambos conservarán la identidad de sus respectivos núcleos: Morena y Marea radical, respectivamente.