Méndez, tentado por los K y tironeado por su frente

El kirchnerismo cordobés busca al periodista y concejal para tejer una alianza con miras a las legislativas. El frente progresista que integra el Movimiento ADN rechaza un acuerdo con el ese sector y asegura que se presentará a las elecciones con o sin Tomás Méndez.

Por Yanina Soria
[email protected]

Gabriela Estévez, Martín Fresneda y Tomás Méndez.

Comenzó el tiempo de descuento para las fuerzas políticas que pretenden competir en las PASO de agosto y luego en las legislativas de octubre. Hasta el 14 de junio podrán inscribirse las alianzas transitorias y con esa instancia la contienda electoral comenzará a tomar forma en Córdoba hasta que finalmente se conozcan los candidatos.
Mientras tanto habrá lugar para las negociaciones, e incluso, todavía queda margen para acuerdos que puedan generar algún tipo de sorpresa. Quizá por ese carril se conduzca el kirchnerismo local.
El sector que en Córdoba reconoce a Cristina Fernández de Kirchner como conductora del espacio, ensaya distintas alternativas para jugar en los comicios de medio término. Durante el proceso de rearmado, los dirigentes abrieron el juego hacia otras fuerzas y nuevos referentes con el propósito de consolidar esta opción electoral y constituirse en una alternativa potable para octubre.
Es que tras los reveses que el Frente para la Victoria (FpV) en todas sus versiones cosechó en esta provincia durante los comicios del 2015, el campo nacional y popular revisó algunos puntos y, entre otras cosas, resolvió salir a buscar nuevos aliados dentro del campo progresista con el objetivo de armar un frente amplio ciudadano y popular.
Desde que decidieron subirse al ring electoral mirando al Congreso de la Nación, la danza de nombres de potenciales candidatos se engrosa, la posibilidad de ir a internas sigue latente, y ahora, exploran en un terreno que tiene mucho de conveniencia política.
El kirchnerismo cordobés busca al periodista y concejal Tomás Méndez con la intención de tejer una alianza y engrosas sus chances para desembarcar en la Cámara Baja. Si bien por ahora las conversaciones se dieron dentro del plano informal, desde el núcleo duro K admiten que hace unos días se decidió abrir el diálogo con el Movimiento ADN. Incluso, trascendió que la propuesta que le acercaron los referentes habría sido que Méndez encabece la boleta secundado por algún dirigente del FpV.
Si bien la figura del periodista no genera consenso en el amplio espectro K -más bien su nombre es aún resistido por muchos- la coyuntura electoral hace que, con dos pesos pesados como Cambiemos y Juntos por Córdoba jugando en la cancha sumado a la dispersión que podría generar la presentación de varias listas que aspiren a la novena banca, el FpV reconozca en ADN una fuerza emergente capaz de traccionar y raspar votos.
Así, el kirchnerismo intentará hacer encajar esta pieza en su rompecabezas y jugarse esa carta en octubre. Más aún cuando el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT), una de las fuerzas con grandes posibilidades de alzarse con la novena banca, atraviesa una crisis interna que pone en riesgo el cumplimiento de ese objetivo.
En el análisis de quienes buscan tentar a Méndez, pesa también el hecho de con que la incorporación del concejal a ese espacio, podrían arrimarse los aliados que encontró en la centro izquierda cordobesa con quienes arma un frente electoral.
Vale decir que en el plano de las posibilidades, si finalmente el periodista fuera aspirante a diputado nacional por Córdoba, su candidatura sería cuasi testimonial considerando que su objetivo real, según él siempre destaca, está puesto en la Municipalidad de Córdoba. Es decir, en dos años, debiera dejar su banca para bajar a la arena política de la ciudad de Córdoba. Un recursos utilizado por muchos, entre ellos, por el actual intendente Ramón Mestre que dejó su banca en el Concejo Deliberante para asumir en el Senado y a mitad de mandato volvió a Córdoba para disputar la intendencia que finalmente ganó en 2011.
Reclamo del frente
Los partidos que forman parte de la estructura con las que conversa Méndez y desde donde se busca conformar una plataforma electoral, se reunieron el viernes pasado sin la presencia de referentes de ADN con el propósito de aclarar el panorama. La posibilidad de que el concejal cierre un acuerdo con el kirchnerismo generó inquietud entre el Partido Socialista, Libres del Sur, PTP y UP y el GEN. Es que el sector se juntó con la idea de conformar un frente progresista anti K por lo que, según sostienen, no hay margen para un acuerdo macro “y mucho menos si las candidaturas se deciden a dedo”, se quejaron. En el encuentro del viernes, ratificaron que jugaran en octubre con o sin Méndez, y le pedirán al periodista que se decida a qué sector pertenece.