Despotismo K en Químicas: uso de datos personales en campaña

El decano y candidato a la reelección, Gustavo Chiabrando, envió propaganda electoral por correo electrónico a estudiantes.

químicas
Gustavo Chiabrando

En los últimos días comenzó a tomar relevancia pública en la Facultad el hecho de que la lista oficialista Encuentro y Proyección, que postula al actual decano Gustavo Chiabrando acompañado de Marcelo Mariscal, ha enviado numerosos correos electrónicos a las cuentas personales de los estudiantes, a través de listas de distribución institucionales.
Las acciones de Chiabrando y su lista podrían constituir graves violaciones a las limitaciones de su cargo, que podrían llegar incluso a tener mérito suficiente para que se lo investigue a través de un sumario.

Abuso de autoridad
La puesta en práctica de la elección directa de autoridades unipersonales de la UNC trajo a discusión la necesidad de construir un marco normativo que reglase las campañas y garantizase la igualdad de oportunidades entre los candidatos.
Entre otras medidas, se prohibió la contratación de espacios publicitarios en medios de comunicación y se limitó la publicidad de los actos de gobierno durante la campaña.
El kirchnerismo universitario, a pesar de objetar la aprobación de la elección directa, avaló la instrumentación de estas restricciones. Sin embargo, pareciera poco dispuesto a cumplir con su espíritu en Ciencias Químicas, una de las tres unidades académicas que el kirchnerismo arriesga en esta elección.
Estudiantes de las tres carreras de grado que se dictan en Ciencias Químicas recibieron diversos correos electrónicos de Encuentro y Proyección, incluyendo una recopilación de las acciones de gobierno de Chiabrando y enlaces a videos de campaña.
Según comprobó este diario, los correos electrónicos provienen de la cuenta [email protected], de indiscutible pertenencia a la Facultad. Además, el sistema de envío masivo aclara que se realiza “en nombre de Encuentro y Proyección FCQ”, cuya dirección es [email protected]
Además de que constituiría un abuso explícito de su autoridad como decano, el método de campaña de Chiabrando infringiría directamente la ordenanza 1/2017, que en su artículo 23 establece que “durante la campaña electoral, la publicidad de los actos de gobiernono podrá contener elementos que promuevan expresamente la captación delsufragio a favor de ninguno de los candidatos a Decano y Vicedecano”.
El altísimo riesgo que Chiabrando decidió afrontar al utilizar datos personales de los estudiantes es proporcional a la preocupación que ronda al oficialismo de Ciencias Químicas. Los principales referentes docentes no están convencidos de las chances de reelección del actual decano.
Entre las principales debilidades de la fórmula oficialista se encuentra la fuerte exposición que tuvo Chiabrando como uno de los decanos que intentó evitar el funcionamiento de la Asamblea Universitaria que buscaba aprobar la elección directa. El mismo problema sufre La Quince de Junio, la agrupación estudiantil que apuesta a la reelección de Chiabrando.
Además, Chiabrando es cuestionado por su alineamiento permanente con los decanos Diego Tatián (Filosofía y Humanidades) y Mirta Iriondo (Famaf), que encabezan la resistencia K al rectorado de Hugo Juri.