Una tarde para ocupar butacas

El cine copa esta jornada y reparte títulos nacionales de raíz cordobesa reciente y americanos de los años ’70 en las pantallas.

Por Gabriel Abalos
[email protected]

“El otro hermano”, basada en una novela de Carlos Busqued, en Cineclub Juan Oliva.

Cine argentino en CCC
Hoy y mañana se puede ver en el Centro Cultural Córdoba un programa de cine argentino con dos títulos de estreno muy reciente, en funciones organizadas por el Cineclub Juan Oliva. A las 19 se proyecta El otro hermano, filme de Israel Adrián Caetano que adapta una novela el escritor chaqueño -fuertemente vinculado a Córdoba- Carlos Busqued: Bajo este sol tremendo. Un empleado público recientemente despedidom de apellido Cetarti, que se la pasa fumando marihuana y viendo documentales sobre animales en la tele, debe viajar urgente a Lapachito, Chaco, cuando le comunican que su madre y su hermano fueron brutalmente asesinados por la pareja de ella, quien se suicidó tras cometer ambos crímenes. Allí tomará contacto con Duarte, policía del pueblo de dudosa moral y amigo del asesino, quien le propone una tramoya para poder cobrar el seguro. La relación con Duarte se abrirá hacia más complejas y dudosas complicidades y disparará un ritmo de acción irresistible. Actúan Leonardo Sbaraglia y Daniel Hendler.
A las 21 se exhibe Soldado argentino sólo conocido por Dios, largometraje de ficción bélico que recrea desde Córdoba la guerra de Malvinas, con dirección de Rodrigo Fernández Engler. Tres jóvenes reclutas de Traslasierra son enviados al frente de batalla junto a muchos otros argentinos, y esa experiencia transformará para siempre sus vidas, con tonos diferentes. El filme va detrás del hecho o leyenda del último combatiente, un soldado desconocido que habría enfrentado él solo a un batallón de ingleses.
La entrada a cada función cuesta $ 40, descuento del 50% a estudiantes y jubilados. En Av. Poeta Lugones 401.

Nicholson por dos
En el Cine Club Hugo del Carril las funciones de hoy combinan las dos buenas películas estrenadas el jueves (66 cines y Moonlight) con dos títulos dedicados a revisar la carrera del gran Jack Nicholson, a quien se ve en sus años mozos, actuando en los años ’70. A las 15.30 se proyecta El último deber de Hal Ashby (EE.UU., 1973. 100’), un clásico lozano, donde la pareja del director Ashby y el guionista Robert Towne le dan a Nicholson un papel a su medida. Dos oficiales (Nicholson y Otis Young) deben escoltar a un marinero (Dennis Quaid) desde Virginia hasta New Hampshire, a una prisión naval. Tienen una semana para cumplir su misión, durante la cual su inicial distancia con el prisionero irá mutando en empatía. Especie de road-movie con toques críticos al sistema.
A las 23 se exhibe un clásico del cine que destaca la colaboración de Jack Nicholson con Michelangelo Antonioni, en la tercera de las películas en inglés del director italiano y quizás la mejor. El pasajero (Professione: reporter, Italia / España / Francia, 1975. 200’) trata sobre un periodista de televisión que, durante un viaje al África decide asumir la identidad de un hombre que murió en el hotel de Chad, donde ambos se hospedaban. Tomando los documentos y la agenda del muerto, David Locke pasará por éste y descubrirá que su nueva identidad conecta con el contrabando de armas para una guerra civil. Por el camino brota un romance con la joven y bella María Schneider, en la gaudiana ciudad de Barcelona.

Soledad soleada
En el Ciclo de Cine y Psicoanálisis que se proyecta en el Pabellón Argentina de la ciudad universitaria, la película elegida para disparar el debate de hoy es una producción audiovisual cordobesa: Soleada, de Gabriela Trettel. Estrenada el año pasado, narra con registros sutiles el proceso de una mujer cuarentona que se ha postergado más de la cuenta en función de su lugar en el matrimonio y la maternidad. La familia se ha trasladado a la casita de las sierras para las vacaciones, pero el marido debe alterar el plan y volver a la ciudad por motivos de trabajo. Los hijos adolescentes, una mujer y un varón, están lanzados cada quien a su propio descubrimiento y exploración, y es el momento en que Adriana, la protagonista, toma conciencia –sin dejar el tono cotidiano ni su lugar en la dramática sorda de su vida- de que el camino la ha dejado en la estación de la soledad.
El ciclo invita a ver y a debatir la problemática planteada en forma casi minimalista por Trettel, con la presencia de la directora y con la actriz principal, Laura Ortiz, y la psicoanalista María Carolina Córdoba. Este mes la temática elegida es ¡Mamá!, y este filme se adecua a ese tema de debate.
A las 19.30 en Av. Haya de la Torre S/N, con entrada gratuita y sin inscripción previa.

El Cabildo muestra
Ayer quedó inaugurada en el Cabildo la muestra Nikola Tesla, inventor del Siglo XXI, que propone un recorrido por la vida y la obra del genial ingeniero eléctrico cuya figura fue eclipsada por la de su contemporáneo Thomas Alva Edison, un mejor empresario de sí mismo. Tesla nació en Smiljan, Croacia, en 1856, y falleció en Nueva York en 1943, habiendo legado inventos que impulsaron notables avances en la civilización desde el ámbito de la electricidad.
Realizada con la colaboración del Museo Nikola Tesla de Belgrado, Serbia, la muestra cuenta con la curaduría de Miguel A. Delgado y María Santoyo y es organizada por la Municipalidad de Córdoba junto a la fundación Telefónica. También se puede apreciar hasta el 16 de junio, en el Cabildo, la muestra Play the game: 40 años de videojuegos, curada por Carlos Chiodini, presidente del Museo de Informática de la República Argentina. Propone experimentar la evolución tecnológica y el alcance de la cultura digital.
Se pueden visitar de 8.30 a 20 los días de semana y de 10 a 16 los sábados, con entrada libre y gratuita.