Riutort (arrepentida) iría sola por la 9ª banca

Después del rotundo fracaso que arrojó el ensayo de alianza con Luis Juez para las municipales de 2015, la ex concejala exhibe números que la alientan a jugar en las legislativas.

Por Yanina Soria
[email protected]

riutortAlentada por mediciones propias y ajenas, Olga Riutort dio señales concretas de su regreso de lleno a la arena política en pleno año electoral después de un largo periodo refugiada en el perfil bajo. Si bien su objetivo real sigue siendo el Palacio 6 de Julio en 2019, la ex concejala no descartó ante los suyos subirse al ring en las legislativas y disputar la novena banca.
Es que, paradójicamente, después del rotundo fracaso que arrojó el ensayo de alianza con Luis Juez en las municipales de 2015 (la fórmula quedó cuarta), la ex concejala dice -con números en la mano- conservar aún en la capital cordobesa una plataforma electoral que la habilita a mirar con cierto entusiasmo las elecciones de medio término. Aunque inmediatamente aclara, “ya aprendí y no voy a tomar ninguna decisión sin mediciones previas”.
La primera parte de la reflexión es la de una mujer que reconoce haber cometido un error cuando bajó su candidatura a la intendencia en los últimos comicios municipales para cederle ese lugar a un (encaprichado) Luis Juez al que terminó secundando en una binomio que, a luz de los resultados, le restó políticamente.
“Pero no hay mal que por bien no venga” repite, “ya le prometí a los míos que en lo que venga, voy a encabezar yo. Aún hoy los números siguen demostrando que la fórmula debería haber sido al revés”, aseguró en diálogo con Alfil.
Pero como eso ya es tiempo pasado, la sanjuanina analiza ahora el escenario más próximo, el de octubre.
La motiva a jugar un sondeo que su espacio encargó para medirla en la ciudad de Córdoba donde erige su capital político. Allí, según describen desde Fuerza de la Gente, su imagen positiva alcanza un 51,4% (sumando las respuestas buena-muy buena) con una intención de voto del 22,4%. Apenas por debajo del 23,9% que arrojó para el ex gobernador José Manuel de la Sota mientras que por Cambiemos fueron medidos el diputado Diego Mestre con un 21% y el macrista Héctor Baldassi con un 19%. En otro escenario se contempla al también posible candidato Tomás Méndez que figura con un 19,1% de intención de voto.
Claro que la ex secretaria de la Gobernación tiene muy en claro que el valor de sus acciones en Capital no cotizan de igual manera en el interior provincial, por lo que necesitará indefectiblemente buscar apoyo por fuera de la mancha urbana para saltar al Congreso.
Por eso, su decisión final de lanzarse o no como precandidata a diputada nacional dependerá de los resultados de la otra medición que mandó a realizar, pero está vez en el Gran Córdoba. Esa podría ser la red fundamental para que, ante un panorama que asoma polarizado entre Unión por Córdoba y Cambiemos, Riutort se arroje a la pileta sin repetir la última performance. Una mala jugada en 2017 podría erosionar su última chance de pelear por la Municipalidad de Córdoba en 2019.
Ahora bien, desde una mirada macro, su participación en las legislativas podría resultar funcional para los dos grandes espacios políticos que disputarán las bancas cordobesas para la Cámara Baja. Desde Cambiemos observan con entusiasmo una eventual candidatura de la ex concejal ya que podría restarle algunos votos al peronismo; mientras que desde Unión por Córdoba leen que una nueva fuerza disputando la novena banca favorece la dispersión ( ya hay otros tres espacios anotados en esa disputa; el kirchnerismo; el FIT y posiblemente un frente liderado por Tomás Méndez) y, por ende, alienta el propósito peronista de conseguir cinco de los nueve escaños que Córdoba pondrá en juego.

Rumbo al municipio
En paralelo y con un horizonte mucho más claro que el de las legislativas para Riutort, aparece su voluntad de intentar por cuarta vez consecutiva pelear por la Municipalidad de Córdoba (dos como candidata a intendenta y una como vice del líder del Frente Cívico).
Por eso, el domingo encabezó el plenario de la Fuerza de la Gente y otras agrupaciones políticas, con el argumento formal de la conmemoración del natalicio de Eva Perón y del día del Trabajador, pero con el propósito real de comenzar a movilizar a su gente.
En el encuentro del que participaron dirigentes y coordinadores de las catorce seccionales de la ciudad, Riutort sumó a otras agrupaciones como Libres del Sur y Ateneo Córdoba Plural que coordina el ex concejal giacominista Gustavo Barrionuevo. Allí planteó la necesidad de profundizar el debate y el trabajo en el territorio, en el Concejo Deliberante y de los equipos técnicos de cara a 2019. En ese sentido, alentó a realizar ensayos de “un gobierno paralelo” .