Juez agrupó tropa y sugirió su vuelta a Córdoba

El Frente Cívico tuvo su asamblea provincial en Bell Ville con la presencia de su líder. Confirmaron su pertenencia a Cambiemos y pretenden reconstruir la presencia territorial del partido. Pocas expectativas de obtener un lugar expectable en las próximas listas.

juezEl actual embajador argentino en Ecuador pasó por Córdoba y dejó la impresión de planear el regreso definitivo. Por lo menos esa fue la conclusión de la mayoría de los dirigentes de su partido que se dieron cita en la ciudad de Bell Ville.
El Frente Cívico tuvo el sábado su Asamblea Provincial donde debatió la realidad política y definió la estrategia para los próximos meses. Por unanimidad, se aprobó confirmar su integración en Cambiemos, alianza que comparte con la UCR, el PRO y la Coalición Cívica-ARI.
Más allá de las formalidades, el cónclave sirvió para que Luis Juez tuviera oportunidad de hablar cara a cara con los dirigentes de su espacio. Además, hicieron uso de la palabra el senador nacional y presidente del Frente Cívico, Ernesto Martínez y el vicepresidente partidario Walter Gispert.
Previamente, fue recibido por el intendente radical de la ciudad, Carlos Brinner, quien lo designó “Huésped de Honor”. Además, mantuvo reuniones con dirigentes empresariales de la región.
En la reunión partidaria, el actual embajador intentó disminuir las tensiones que cunden entre su dirigencia por el armado de listas para las elecciones legislativas que tendrán lugar en octubre. “El Frente Cívico ocupará su lugar por el respeto que nos hemos ganado como fuerza política activa, como luchadores, como controladores del poder, al que supimos interpelar como nadie durante todos estos años” afirmó en ese sentido.
Por otro lado, en la plana mayor del juecismo es dominante la sensación de que será muy complicado ubicar un nombre propio entre los candidatos expectables. La presión del radicalismo por renovar la cantidad de diputados que hoy tiene y las aspiraciones del macrismo puro de encabezar la boleta dejan muy poco espacio para los socios menores.
“No se nos va la vida por un lugar determinado en las listas. Nuestra ambición es cambiar y sacar a Córdoba de la pobreza”, dijo en ese sentido el propio Juez que sabe que hoy no es favorecido por la correlación de fuerzas internas. Por eso es que la línea que trasladó a su plana mayor tiene como objetivo la elección de 2019.
En ese sentido, instó al rearmado territorial del Frente Cívico que quedó muy debilitado luego de los malos resultados electorales en las elecciones municipales de la ciudad de Córdoba.
“Nos estamos preparando para pelear por el poder en 2019. Y para ello debemos posicionar un candidato en cada pueblo de Córdoba. Lo único que nos va a posibilitar luchar en serio para cambiar y mejorar la vida en esta provincia depende de ustedes, los dirigentes y de lo que puedan construir en el interior”, expresó el actual embajador.
El interior provincial siempre fue el talón de Aquiles de la formación que lidera Juez aunque, en los últimos tiempos, el retroceso se siente en la capital de la provincia que supo ser su bastión electoral.
Por eso, las mayores expectativas de los dirigentes juecistas están puestas en el retorno definitivo de su líder. Las versiones sobre las condiciones del regreso cundieron en el encuentro y las especulaciones florecen luego de las reuniones que el embajador tuvo con el jefe de gabinete Marcos Peña.
Algunos afirman que podría ocupar un espacio en el ejecutivo nacional que le permita incidir más en la cotidianeidad de la política provincial. “Se lo dije al presidente Macri, pero ahora se lo planteo a los dirigentes, porque depende de cada uno de ustedes y de sus expectativas que podamos convertirnos en la alternativa para disputarle el poder a Unión por Córdoba en el 2019”, finalizó Juez.
Todo parece encaminado para que su vuelta a Córdoba se haga realidad. De todos modos, los dirigentes juecistas coinciden en que, de producirse, será hacia fin de año. Al parecer, las elecciones legislativas lo encontraran en Ecuador.