Embestida opositora por EPEC: amparo y proyecto

La Justicia hizo lugar al amparo presentado por el legislador Juan Pablo Quinteros. El radicalismo propone que los aumentos aplicados este año sean absorbidos por la Provincia.

epec
Juan Pablo Quintero y Orlando Arduh.

La polémica sobre generada por los aumentos de tarifa de la Empresa Provincial de Energía de Córdoba (EPEC) volvió a agitarse en el día de ayer. En esta oportunidad, el motivo no fueron las quejas de los consumidores industriales y residenciales, sino una conjunción de acciones políticas de opositores al gobierno provincial.
El legislador del Frente Cívico, Juan Pablo Quinteros, consiguió que la Justicia haga lugar a su pedido de amparo para que se incorporen audiencias públicas al proceso de aprobación de aumentos de tarifa.
En la misma jornada, el titular del bloque de legisladores radicales, Orlando Arduh, dio a conocer un proyecto de su autoría tendiente a que sea el gobierno provincial el que absorba los aumentos tarifarios.

Tarifa cuestionada
La semana pasada comenzaron a aflorar las críticas contra los aumentos de tarifa eléctrica aplicados por EPEC en el territorio provincial. En un primer momento, los cuestionamientos nacieron del sector de la industria plástica, que se vieron especialmente afectados por la significativa importancia de la energía eléctrica en su proceso productivo.

El proyecto de Arduh tiene pocas chances de ser aprobado en la Legislatura Unicameral, puesto que el oficialismo cuenta con una sólida mayoría. Sin embargo, en tiempos preelectorales, los cuestionamientos a EPEC sirven a los radicales de plafón para destacar debilidades del gobierno de Unión por Córdoba.

Fueron los directivos de la Cámara de la Industria Plástica de Córdoba los abanderados de las críticas contra EPEC. En concreto denunciaban que entre enero y marzo la tarifa había sufrido un aumento del 38,7 por ciento.
De acuerdo a lo indicado por Alfredo Ossés, titular de la Cámara, el kilovatio hora de energía pasó de costar 1,24 pesos en enero, a 1,72 pesos en marzo. Esta tarifa crecería aún más en el interior provincial, por la intermediación de cooperativas eléctricas locales.
Ossés se encargó de recalcar en ese momento la diferencia entre el costo en nuestra provincia y el que afrontan los empresarios bonaerense: 1,11 pesos por kilovatio hora de energía, un valor hasta 80 por ciento menor que en el interior cordobés.
La abultada diferencia es muchas veces atribuida al denominado “valor EPEC”, es decir, a aquella parte del costo que EPEC cobra por su servicio de distribución, al margen del costo de la energía.

Amparo y proyecto
A mediados de marzo, el legislador Quinteros presentó ante la Justicia provincial una acción de amparo contra EPEC y el Ente Regulador de los Servicios Públicos (Ersep) por haber aplicado aumentos sin la intervención o participación de los usuarios.
La Cámara Contencioso Administrativa de Segunda Denominación convocó entonces a las partes a una audiencia para intentar llegar a un acuerdo, con un resultado positivo para el dirigente del Frente Cïvico. El Ersep se comprometió a convocar a una audiencia pública dentro de los próximos 15 días, en la que los propios consumidores podrán poner de manifiesto sus posiciones al respecto.
De esta manera, no sólo se revisaría el aumento aplicado en marzo, sino que queda en stand by la “actualización automática” que había sido aprobada para 2017, 2018 y 2019. Además, EPEC incorporaría un techo a los aumentos trimestrales, que no superarían la inflación del período.
En paralelo, el radical Arduh hizo lo propio con respecto al aumento tarifario: presentó un proyecto de resolución que insta al Ejecutivo provincial a absorber, a través de su presupuesto, los aumentos aplicados a la tarifa eléctrica en lo que va del 2017.
“Esta medida deberá ser aplicada para todos los usuarios de la provincia sin hacer ningún tipo de discriminación por nivel de consumo ni por tipología de usuario (residenciales, comerciantes o industriales)”, explicó el legislador radical.
Arduh aprovechó para cargar las tintas contra Unión por Córdoba, asegurando que “en los últimos 17 años (…) nuestra provincia siempre fue una de las primeras en liderar el ranking nacional por el altísimo precio final de la energía”. Asimismo, en duros términos agregó que “este punto no es menor, deja en evidencia la pésima administración que hizo la empresa provincial con fondos públicos en la prestación de un servicio que, además, es paupérrimo”.
El proyecto de Arduh tiene pocas chances de ser aprobado en la Legislatura Unicameral, puesto que el oficialismo cuenta con una sólida mayoría. Sin embargo, en tiempos preelectorales, los cuestionamientos a EPEC sirven a los radicales de plafón para destacar debilidades del gobierno de Unión por Córdoba.