Accastello pide pista para volver en año electoral

El ex intendente reapareció públicamente hace unos días en un acto político en la ciudad de Villa María. Su nombre aún genera controversia dentro del kirchnerismo cordobés.

accastelloTras un largo periodo alejado de la escena pública, el ex candidato a gobernador por el kirchnerismo Eduardo Accastello reapareció hace unos días en un acto político en la ciudad de Villa María.
Es la primera señal que da en mucho tiempo y que anticipa un intento de desembarco nuevamente en la escena local con miras al año electoral que transcurre pero también, dicen desde su entorno, apuntando al 2019 donde intentaría retornar al municipio villamariense.
Accastello no la tiene fácil. La derrota electoral en las provinciales de 2015 (la fuerza Córdoba Podemos obtuvo el 17,3% de los votos y se ubicó tercera en el podio) y la delicada situación judicial que aún atraviesa, erosionaron su figura dentro del kirchnerismo donde hoy genera controversias. Es resistido por algunos, y defendido por otros.
Aún así, su nombre figura entre los más potables dentro de la danza de posibles candidatos que baraja el espacio que tributa a Cristina Fernández de Kirchner. Y de hecho, su nombre ya apareció en algunas mediciones.
Quienes lo sostienen argumentan que aún conserva un capital electoral que puede ser interesante para un sector que se está reconfigurando pero que sigue acéfalo. El kirchnerismo cordobés sigue enfrentando fugas internas y migraciones de dirigentes que son reclutados por el peronismo oficialista.
En el PJ provincial señalan que, por ahora, el ex intendente no tiene cabida en esa estructura y aseguran que, su eventual candidatura, no lesionaría la lista de Unión por Córdoba. “Su nombre sigue ligado al kirchnerismo”, repiten los delasotistas.
Además, recuerdan que el villamariense sufrió el abandono de dos importantes dirigentes de su entorno, el actual intendente de la esa ciudad Martín Gill y su ex esposa y actual legisladora Nora Bedano, que en término políticos le significó una importante reducción de poder en territorio del departamento General San Martín.
Otro análisis hacen desde la alianza Cambiemos donde muchos ven favorable una posible candidatura de Accastello como diputado nacional. La ecuación es simple: en un escenario que se anticipa polarizado entre peronistas y cambiemitas, la irrupción del ex candidato a gobernador y la posibilidad de que desvié votos dirigidos a UPC, beneficiaría a la coalición.

Lanzamiento
No obstante, hace algunos días en la ciudad de Villa María su nombre volvió a sonar y ya no en el plano judicial, sino en el terreno político.
Accastello encabezó el acto de lanzamiento de una nueva corriente de la Juventud Peronista de esa localidad, el Ateneo San Martín. Los jóvenes que dijeron apoyar y movilizarse “en defensa de un proyecto nacional y popular” reconocieron al ex intendente como conductor político y líder del espacio. Desde allí lo promueven políticamente y fue ese lugar el que el kirchnerista eligió para dar su primer discurso político después de mucho tiempo.
Los tiempos electorales comenzaron a correr y las PASO de agosto son la primera parada previo a octubre. El hombre del departamento General San Martín deberá esforzarse para lograr consenso dentro del rearmado K en Córdoba, de lo contrario la tendrá difícil si es que su objetivo está puesto en octubre próximo.
Si bien Accastello participó hace algunos meses de una reunión con los referentes de la línea ortodoxa del Frente para la Victoria en Córdoba, ese encuentro no arrojó ningún pronunciamiento orgánico del espacio. El villamariense retomó luego el bajo perfil público que eligió pos escenario electoral 2015.