Expectativa por prime de De la Sota en Córdoba

De la Sota regresó a Córdoba tras su gira académica por Europa y alimenta la incertidumbre en torno a su candidatura.

El ex gobernador José Manuel de la Sota volvió a Córdoba después de varias semanas fuera del país. Su gira académica por Europa lo mantuvo alejado de las discusiones políticas locales en pleno clima preelectoral.
Y si bien antes de partir a España donde expuso en la Universidad de Salamanca en un seminario sobre políticas públicas el ex mandatario había reunido a sus dirigentes en Capital, en ese último contacto con los suyos no dio señales concretas respecto a si jugará o no en octubre próximo. Esa es la gran incertidumbre y su retorno a Córdoba genera expectativa dentro del PJ pero también entre quienes se subirán al ring electoral con la boleta de Cambiemos.
Ahora, de nuevo en la provincia-aunque sólo por unos días ya que en su agenda figura un nuevo viaje para fines de mayo esta vez a Portugal- el PJ aguarda con expectativa por algún indicio que permita anticipar la jugada que se trae entre manos el ex gobernador.
De hecho, durante su paso por Córdoba el ex mandatario mantendrá una serie de reuniones y se espera que aparezca públicamente junto al gobernador Juan Schiaretti después de muchos meses que no se los ve juntos. Uno de los escenarios posibles es la largada del 37° Rally de Argentina que tendrá lugar hoy con el Súper Especial “Ciudad de Córdoba” que arranca en el Panal. Además, su militancia lo espera en los festejos previstos por el Día del Trabajador el 1 de Mayo, mientras el PJ define si realizará o no el tradicional acto peronista.
En el delasotismo sostienen que, a su favor, el ex gobernador tiene que al ser un dirigente con un alto grado de conocimiento público no se ve en la obligación de anunciar anticipadamente su candidatura para posicionarse, más todavía cuando el cronograma electoral le da aún un margen para jugar con el factor intriga. Vale recordar que recién el 24 de junio vence el plazo para la inscripción de las candidaturas con miras a las PASO de agosto.
Además, señalan que estratégicamente un virtual lanzamiento a esta altura podría resultar beneficioso para la coalición que promete pelear mano a mano con el peronismo en las legislativas. “Un escenario es con De la Sota adentro y otro, muy distinto, es con el ex gobernador fuera de juego”, repiten los socios de Cambiemos. Los aliados cordobeses están negociando por estas horas el orden de su lista sin descartar la posibilidad incluso de enfrentarse en las internas abiertas, pero siempre figurando que en frente tienen casi por seguro al antecesor de Juan Schiaretti. Distinta sería la configuración del tablero electoral cordobés y la búsqueda interna entre radicales y macristas del mejor “rival” para enfrentar a De la Sota, si la boleta de Unión por Córdoba estuviese encabezada por otro dirigente.
Dentro del partido nadie duda que De la Sota es el mejor exponente que tienen para ganar las elecciones de medio término que en Córdoba anticipan un escenario polarizado. De hecho, en el Panal repiten que si finalmente el ex mandatario se define por encabezar la boleta lo hará con el respaldo orgánico e irrestricto de la estructura peronista.
Como parte del acuerdo al que, tarde o temprano, siempre terminan arribando los dos caciques del peronismo cordobés y por el que hace casi dos décadas gobiernan alternadamente la provincia, el segundo casillero de la lista estaría reservado para la esposa del gobernador y secretaria de Equidad y Promoción del Empleo, Alejandra Vigo. No obstante, el schiarettismo tiene preparado su plan B ante una posible negativa delasotista: el vicegobernador Martín Llaryora aguarda preparado por si tiene que salir a cubrir ese frente.