Contrapuntos en Fuerza de la Gente

El bloque Fuerza de la Gente en el Concejo Deliberante pareció no acusar recibo de las decisiones que tomó su principal responsable, desde el exterior, la exconcejal Olga Riutort. Los cuatro ediles del espacio ratificaron la unidad, pese a que la excompañera de fórmula de Luis Juez apartó a su hija, Victoria Flores, de la presidencia de la bancada, oficializando la ruptura de la sociedad política no sólo con su congénere sino también con su yerno y principal colaborador, Miguel Siciliano.

Informante legislativo: La convivencia en el seno del bloque olguista no está resultando sencilla.

Periodista: Me imaginaba que tendría repercusiones la decisión de Riutort de apartar a Flores y privilegiar al contador Martín Llarena como conductor de la bancada.

I.L.: Cierto es que las primeras semanas parecieron no acusar recibo de las determinaciones tomadas a la distancia por la exprimera dama provincial. De hecho, los ediles de Fuerza de la Gente mostraron solidaridad interna.

P.: Pero…

I.L.: Varios concejales notaron cierta tirantez entre Flores y Llarena.

P.: ¿Hay ejemplos concretos o son percepciones?

I.L.: Votan de manera diferente un expediente.

P.: La coexistencia de criterios disimiles no significa una interna o fractura expuesta.

I.L.: No siempre. Pero Llarena pregunta a otros concejales como votó “Tory” determinado expendiente. ¿Por qué no se lo consulta directamente? ¿No discuten sus diferencias en las reuniones de bloque? La distancia es sospechosa.