Esperan a De la Sota para locro peronista

En el PJ cordobés esperan que el acto del 1 de Mayo sea el escenario para la reaparición pública del ex gobernador.

Desde que emprendió su gira por Europa hace algunas semanas, el ex gobernador José Manuel de la Sota se encuentra alejado de la escena política local y de las discusiones sobre el armado de las listas. En España, donde actualmente se encuentra disertando en un seminario sobre políticas públicas en la Universidad de Salamanca, sólo se limitó a desarrollar su agenda académica y no envió señales respecto a su futuro político inmediato. Sin embargo, a fin de mes retornará nuevamente a Córdoba y desde su entorno descuentan que será ya para definir su candidatura para las legislativas de octubre.
Dentro del PJ nadie duda que De la Sota es el mejor exponente que tiene el oficialismo para enfrentar la boleta de Cambiemos que en esta provincia contará con el propio presidente Mauricio Macri haciendo campaña. Claro, el duelo que se viene por más elección de medio término que sea, resulta de vital importancia para el PRO que plebiscita su gestión en general mientras que en Córdoba particularmente necesita revalidar su plataforma electoral.
Del otro lado, el peronismo apunta a retener las cuatro bancas que pone en juego en la Cámara Baja e incluso, no pierde las esperanzas de sumar una más. Por eso, antes de comenzar su seguidilla de viajes por el exterior, De la Sota reunió a su tropa y arengó a trabajar en una campaña “de alta intensidad” que tendrá como blanco la Casa Rosada. Si bien antes el gobernador Juan Schiaretti públicamente le bajó el tono a la contienda electoral, desde hace algunas semanas el mandatario cordobés comenzó a dar señales de su estrategia de diferenciación con las políticas de Mauricio Macri. Siempre en el marco de su gestión, en el último tiempo elevó distintos reclamos a la Nación y se espera que mientras más se achiquen los tiempos electorales, el desmarque será aún mayor. Por razones lógicas, el titular del Panal no romperá el estrecho lazo personal e institucional que lo une a Macri, pero si tomará la distancia que necesitará el partido para la campaña. Sobre todo porque así lo demandó su socio político.
Lo cierto es que en el PJ provincial esperan que el acto del 1 de Mayo sea el escenario para la reaparición pública del ex gobernador. La típica locreada del Día del Trabajador que sirve de excusa para agrupar a toda la militancia y dirigentes, en los últimos años reunió siempre en un mismo escenario a los dos referentes máximos del PJ cordobés. Además de resultar la mejor vidriera para exhibir la mentada “unidad del peronismo”, el acto servirá también para demostrar que la sociedad política entre el gobernador y su antecesor está intacta y que no caben dudas de que a la hora de pelear por los lugares en el Congreso Nacional, el peronismo orgánicamente se encolumnará bajo el mismo objetivo.
Esta vez, atravesado por la particularidad de que corre un año electoral, se esperan discursos de fuerte contenido político y señales sobre definiciones de candidaturas. Entre las filas de Unión por Córdoba abonan la, por ahora, teoría de que será la esposa del gobernador, la secretaria de Equidad y Promoción del Empleo Alejandra Vigo quien secundará a De la Sota en la lista.
El lunes habrá una reunión partidaria para comenzar a trazar los primeros lineamientos organizativos del acto que moviliza a unas cuatro mil personas y que suele, además, contar con los principales referentes del sindicalismo nucleados en la CGT Regional Córdoba que comanda el legislador José Pihén.