Legislatura: la pobreza en Córdoba, el desafío de Vigo

A días de la difusión de los datos del Indec que ubican a esta provincia entre las más pobres del país y la primera en nivel de indigencia, el Gobierno inauguró la Sala Cuna 200. La apuesta del oficialismo es contrarrestar esa radiografía social con la ejecución de programas y planes en manos de la secretaría de Equidad.

vigo-cunaEl Gobierno de Córdoba inauguró ayer con gran despliegue la Sala Cuna número 200 en barrio Villa Cornú. El acto político en torno a uno de los programas sociales considerados medulares para la administración provincial, que contó con la presencia de la Secretaría de Equidad y Promoción del Empleo Alejandra Vigo y del vicegobernador Martín Llaryora, entre otros funcionarios, no fue azaroso. Se realizó justo días después de que el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) difundiera las cifras que ubican a Córdoba entre las provincias argentinas más pobres y con el índice de indigencia más alto.
Indicadores que sacudieron (y sorprendieron) a la administración de Juan Schiaretti y que derivaron en un cruce de responsabilidades con la Nación. Ayer, la esposa del gobernador le imprimió un nuevo capítulo a la encendida polémica.
Vigo se manifestó en sintonía con los dichos del titular del Panal, aseguró que las cifras del Indec deben leerse en un contexto macro y dejó la pelota picando del lado de la administración de Mauricio Macri. “Hay decisiones políticas que no pasan por la provincia o los municipios. Sin lugar a dudas, hacen falta medidas más beneficiosas de la macroeconomía, que se tienen que tomar a nivel nacional para solucionar la inflación y apuntar a la generación de empleo”, dijo en radio Universidad.
La secretaria de Equidad contrarrestó las cifras nacionales asegurando que programas provinciales como el Plan Primer Paso (PPP) como el PPP Aprendiz redujeron el porcentaje de “jóvenes desocupados o que habían abandonado la escuela”. Entendible. Es que la defensa de la gestión provincial, en este caso, la ejerce quien tiene a su cargo justamente la ejecución de los principales planes y programas sociales para atender a los sectores más vulnerables y que resultan estructurales para la administración schiarettista, como el Primer Paso, Córdoba con Ellas, Por la Flia., Banco de la Gente, entre otros. De hecho, en los últimos días hubo una especia de hiperactividad de acciones sociales en clara respuesta a la radiografía social que hizo sobre Córdoba el Indec. “El número se traduce en una Sala Cuna cada dos días, brindando a más de 10 mil niños la posibilidad de un desarrollo físico y psicosocial acorde a sus necesidades nutricionales y educativas, y garantizando la igualdad de oportunidades para todos”, señaló ayer la secretaria de Equidad.

Caballito de batalla electoral
En términos electorales, justamente la promoción de los programas y de las acciones sociales de la Provincia serán parte importante de la estrategia de campaña que pretende desarrollar el oficialismo con miras a octubre. Por eso y justamente por estar al frente de un área clave del Gobierno y de gran sensibilidad social, todo indica que durante los próximos meses Vigo levantará aún más su perfil.
Si bien aún el PJ no resolvió en materia de candidaturas, el escenario que mejor expondría un acuerdo entre los dos caudillos de Unión por Córdoba, es con el ex gobernador José Manuel de la Sota encabezando la boleta seguido, justamente, por Alejandra Vigo. Al respecto, ayer la funcionaria se limitó a decir: “Por ahora solo puedo ser candidata al trabajo. Sería irresponsable pensar en eso en un momento como este. Siempre aparece algo nuevo para hacer. A mí me van a tener recorriendo la provincia”.
Lo cierto es que si bien ahora le tocó bailar con la más fea (la pobreza), la promoción de los programas sociales pueden ser, paradójicamente, la mejor vidriera electoral que la esposa del gobernador tendrá si efectivamente decide jugar en las legislativas.