Empezó la campaña en el Colegio de Abogados

El actual presidente de la entidad, Héctor Echegaray, va por la reelección. Por la lista Erga Omnes se postula Federico Macciocchi, quien salió tercero en las últimas elecciones.

Durante la primera quincena de junio el Colegio de Abogados de Córdoba elegirá nuevas autoridades y la campaña ya está en marcha.
En esta oportunidad, al menos tres espacios se disputarán la elección, una multiplicidad de candidaturas que refleja el crecimiento de la presencia de la entidad en la consideración de la opinión pública.
El actual presidente, Héctor Echegaray, va por la reelección, con la lista Acción Profesional.
El letrado oriundo de Carlos Paz ganó la conducción del colegio hace poco menos de dos años, con el 30 por ciento de los votos.
En la práctica, su gestión implicó la continuidad del punto de vista del anterior titular del organismo, Alejandro Tejerina, quien cumplimentó dos mandatos.
Tejerina llegó a la conducción del colegio encabezando una alianza que integró a radicales, peronistas e independientes. En el 2013, cuando se postuló para la reelección con la lista Verde, se llevó el 70 por ciento de los sufragios.
Sin embargo, durante los últimos comicios la oferta electoral se diversificó y compitieron espacios en lo cuales se entrecruzaron afinidades profesionales y partidarias y los votos se disperaron.
En segundo lugar quedó Evolución Profesional, con Marcelo Bee Sellares a la cabeza. El hermando del secretario de Gobierno de la Municipalidad, Javier Bee Sellares, se llevó el 24 por ciento de los votos.
El tercer puesto fue para Federico Macciocchi (Compromiso por Todos). El abogado que patrocinó la “resistencia” en contra de la multinacional Monsanto se postula nuevamente, con la lusta Erga Omnes.
Macciocchi, que podria ser definido como un “progresita”, es conocido por sus contudentes posiciones en temas sensibles, como las causas ambientales.
Erga Omnes no ahora críticas hacia el oficialismo y en su página de la red social Facebook habla de “incapacidad de gestión” y de “falta de voluntad política para plantarse frente a los factores de poder”.
Bajo la consigna “un colegio para todos”, los miembros del grupo encabezado por Macciocchi reinvindican a la defensa gremial como “función esencial de la colegiación”.
Una tercera lista, que se anuncia como una “propuesta alternativa”, difundirá el nombre de su candidato en los próximos días. Las fuentes consultadas por Alfil señalan que la agenda del grupo hará hincapié en el aspecto académico y que el perfil profesional de sus integrantes es distinto al de los letrados que vienen conduciendo la entidad hace seis años.
Además, los letrados hablaron sobre la posibilidad de que una cuarta lista, “testimonial” y afín al kirchnerismo, se sume a la contienda.

Consejo de la Magistratura
El Bee Sellares se desempeñó hasta fines del año pasado como secretario de la gestión del presidente del Consejo de la Magistratura, Miguel Piedecasas, y no competirá. Se suma al proyecto de Echegaray, en un intento por mantener los logros que se obtuvieron durante las últimas elecciones en el organismo encargado de seleccionar y remover a los magistrados nacionales.
Piedecasas, representante de los abogados del interior, fue elegiodo a fines de diciembre del 2015 para presidir el Consejo de la Magistratura, en donde los abogados tiene dos representantes: uno por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y otro por el interior.
El santafesino de origen radical llegó al puesto de consejero luego de consagrarse representante de los abogados “provincianos” en las elecciones del 2014, que fueron muy trascendentes desde el punto de vista político. A pesar de elegir a un solo consejero, todos los sectores hicieron sus apuestas.
Piedecasas fue impulsado por una alianza liderada por el radicalismo, con apoyo de sectores del Frente Renovador, del socialismo y del GEN.
El respaldo que obtuvo Piedecasas en Córdoba fue definitivo para consagrar su triunfo a nivel nacional. Sobre un total de 1.682 votos, la lista “Abogados por la Justicia Independiente” obtuvo 896 adhesiones. Por detrás se ubicó el candidato que tenía el respaldo del PRO, Adolfo Alvarado Velloso, de la agrupación “Proyecto Republicano Federal”, con 341 sufragios, mientras que el kirchnerista César Grau, de “Equidad con Mayo”, recolectó 288.
Esa victoria fue producto del variopinto abanico de avales que articuló en la provincia. Piedecasas fue inicialmente impulsado por grupos de abogados radicales, pero gradualmente logró contener a un conjunto de sectores.
Tejerina, por aquel entonces presidente del colegio -y, tal vez, también aspirante a ocupar el sillón que quedó para el santafesino- integró la coalición que resultó triunfante.