Consejo Superior: tironeo por ingreso de interinos

Los consiliarios de la UNC discutían anoche la puesta en marcha del ingreso de interinos a carrera docente sin concursos.

universidadA más de dos años de la aprobación del convenio colectivo de trabajo de los docentes universitarios, el Consejo Superior de la UNC trataba anoche la ejecución uno de los puntos nodales de aquel.
Se trata de la efectivización del polémico artículo 73 del convenio, que convierte a miles de profesores interinos de la Casa de Trejo en docentes en carrera docente, con los mismos derechos y obligaciones que los que rindieron concursos abiertos de antecedentes y oposición, pero sin hacerlo.
Una de las principales controversia de la sesión fue una explícita disputa entre los gremios docentes Adiuc (miembro de la central nacional Conadu) y Aduncor (adherido a Conadu Histórica). Mientras la primera defendía el monopolio de representación que obtuvieron con el exrector Francisco Tamarit, la segunda reclamaba la posibilidad de participar con veedores en las evaluaciones docentes.
Además, la fecha que determinará qué docentes pueden acceder al beneficio fue puesta en discusión por algunos consiliarios, que pretendían flexibilizar las condiciones invocando la versión nacional del convenio.
Al cierre de esta edición, los consiliarios no habían todavía votado al respecto.

Convenio docente
Desde el regreso de la democracia en la década de los 80, sectores de la docencia universitaria comenzaron a bregar por la firma de un convenio colectivo de trabajo para su sector. Sin embargo, la autonomía de las universidades impedía en la práctica obligar a las casas de altos estudios en el cumplimiento de determinadas condiciones.
El kirchenismo, como parte de su reinterpretación del concepto de autonomía, avanzó con las distintas centrales gremiales en la celebración del primer convenio, en un proceso en el que las universidades tuvieron una participación variada.
En la UNC, el kirchnerista Tamarit, por entonces Rector, tomó la posta iniciada por la presidente Fernández de Kirchner y aprovechó la oportunidad para beneficiar en particular a una de las entidades gremiales cordobesas: Adiuc, con cuya conducción compartía identidad partidaria.
Entre los principales beneficios, la versión local del convenio colectivo otorgó a Adiuc una suculenta “cuota solidaria”, financiada con descuentos a los salarios de todos los profesores no afiliados a este gremio en particular, aun cuando tributasen a otra entidad como Aduncor.
Asimismo, se le otorgó a Adiuc el monopolio de la veeduría en los concursos y evaluaciones docentes, excluyendo a cualquier otra expresión gremial. A cambio, Adiuc aceptó en su momento que las condiciones requeridas a los interinos para su ingreso sin concurso a carrera docente fueran más estrictas que lo establecido en el convenio nacional.

Sesión agitada
La sesión de anoche contó con la presencia de referentes de cada uno de los gremios en pugna. A lo largo de la tarde, el Consejo Superior le otorgó la palabra tanto a Pablo Carro, secretario general de Adiuc, como a José Sánchez, referente de Aduncor.
En particular, Sánchez reclamaba la participación de su entidad gremial en los tribunales que evaluarán a los interinos para su ingreso a carrera docente. Esta postura fue defendida, entre otros, por la docente de Psicología, Patricia Altamirano.
Sin embargo, tanto desde el oficialismo universitario como desde la oposición kirchnerista se mantuvieron fieles a la redacción acordada en la comisión paritaria, de la que solamente forma parte Adiuc.
La excepción fueron los estudiantes de Franja Morada, quienes se abstuvieron en las votaciones en general y en particular. Según describió el consiliario Francisco Berzal, se trató de una muestra de coherencia con la oposición que esta agrupación sostuvo al ingreso de docentes sin concurso tanto en el Consejo Superior como en la Asamblea Universitaria.

Nueva normativa
El texto que se puso a discusión anoche dispone que cada Facultad deberá elevar antes de que concluya abril la información necesaria para poner en marcha el mecanismo. Esto incluye el listado de profesores interinos en condiciones de acceder al beneficio, la composición de los comités evaluadores y un cronograma de evaluaciones, que no podrá superar los dos años de duración.
Si la información no es enviada al Consejo Superior durante lo que resta del mes en curso, este cuerpo podrá actuar de oficio.
Los comités estarán compuestos por un estudiante y cuatro docentes, los cuales deberán revistar en un cargo de profesor adjunto o superior. Además, al menos uno de los cuatro deberá ser ajeno a la UNC y al menos otro deberá ser de la UNC pero de una unidad académica distinta al del cargo en evaluación.
En caso que la evaluación resulte negativa, los docentes tendrán igualmente una segunda oportunidad dos años más tarde, mediante la presentación de un plan de trabajo. Si tras la segunda evaluación no logra alcanzar el nivel satisfactorio, su cargo será concursado de manera abierta.