Sorpresivos reclamos del Gobernador a la Nación

Marcó diferencias, en un almuerzo con empresarios, con la gobernadora María Eugenia Vidal. Criticó a quienes profundizan la brecha y ratificó megaplan de obras.

Por Gabriela Origlia

schiaretti-mediterraneaEl gobernador Juan Schiaretti, en un año electoral, cambió su tono con respecto a la Nación. Aunque insistió en su buen vínculo personal con el presidente Mauricio Macri y en el restablecimiento de la institucionalidad en las relaciones, hizo una serie de reclamos por la coparticipación y también se diferenció del manejo del conflicto docente de su par de Buenos Aires, María Eugenia Vidal.
En el primer almuerzo del año de la Fundación Mediterránea –su presidente, María Pía Astori, lo calificó como uno de los garantes de la gobernabilidad- el gobernador anunció que ayer le envió una nota al ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, para reclamar explicaciones sobre la merma en lo recibido en concepto de copartipación del IVA.
El año pasado, lo correspondiente a restitución de IVA a exportadores era de 2593 millones de pesos mensuales; en enero pasó a 4452 millones; en febrero, a 4000 millones y en marzo a 7.000 millones de pesos.  “Sin explicarnos ni avisarnos nada”.
Para Córdoba ese recorte, a la masa global coparticipable, equivale a unos 500 millones de pesos mensuales, casi lo mismo que recuperó por el 15% de la coparticipación devuelta.
“Hay que discutir con la Nación la Coparticipación, pero también los subsidios”, sostuvo, al tiempo que señaló que no puede haber tanta diferencia entre lo que pagan en Buenos Aires y Córdoba, en cuanto a transporte u energía eléctrica, por ejemplo.
Sobre la reforma impositiva opinó que si bien la presión tributaria total no debe ser del 40% o 42% tampoco puede ser del 18%. “No puede ser menor al 32%”, dijo y señaló que se debe eliminar Ingresos Brutos y haber un IVA provincial neutro para acompañar a la producción.
También realizó algunos reclamos formales sobre el enfoque de la ley de responsabilidad fiscal –sobre la que se firmó un acuerdo hace una semana entre Nación y gobernadores- y enfatizó que Córdoba antes de debatir la ley de coparticipación,  quiere que la administración central responda “cuándo nos da lo que es nuestro porque no se cumple ni por asomo lo que marca la ley. Primero hay que debatir la coparticipación primaria y después ver como se reparte”.
Admitió que “se dieron pasos significativos” como la devolución del 15% por parte de la Nación, pero todavía queda mucho por debatir. “En la distribución secundaria se deben poner en la mesa todos los recursos, también los subisidios”.
Insistió que para la Provincia es clave mantener el superávit fiscal y que el financiamiento del maga plan de obra pública lo puede hacer por la recuperación de la coparticipación y por las transferencias nacionales logradas por el restablecimiento de las relaciones con Nación.
Schiaretti aseguró que este año hay 1201 menos personas en el escalafón general y que asumió el compromiso de que no habrá ni una más cuando termine este año.

Diferenciación
“No cerraremos paritarias por decreto; precisamos que los trabajadores tengan un aumento superior a la inflación este año para que haya un repunte del consumo. Con la Nación que sigue congelando tarifas para el Conurbano y que mantiene tasas altas, la recuperación seguirá lenta y debe ser más dinámica”, indicó.
Sobre el conflicto docente, Schiaretti deseó que el mismo no se extienda hasta el mes de mayo, teniendo en cuenta los días de clase que se han perdido: “Es muy difícil llegar a un acuerdo con el sindicato mientras estén en la pelea nacional; esperemos que no haya que resolver la elección de Ctera para arreglar”.
Con respecto a Vidal, se diferenció: “Nunca pagaré un extra a quien no pare ni daré un aumento por decreto”.
También se pronunció a favor del “derecho de expresión” pero reclamó “unión.  Torpedea la unidad nacional aquellos con el helicóptero en una marcha como quienes, cuando hacen otra, mandan a laburar a los piqueteros. Todo eso profundiza la zanja” (ver más en página 7).
“Los dirigentes tenemos que pisar la pelota, esa es la responsabilidad que tenemos”, definió y señaló que la garantía para que Macri siga en que el peronismo republicano –al que suscribe- gane en las parlamentarias.
Dijo que “hay que evitar la crisis porque de esta manera disminuyen los pobres y el gobierno no puede crecer. En esta nueva etapa es imperiosamente necesario -para aprovechar las oportunidades- la unidad nacional, el diálogo, los concesos, nadie tiene mayoría y sin que ninguno pierda su identidad partidaria hay que sancionar las leyes que el país necesita”.