La agroindustria empuja la recuperación en la Región Centro

Un estudio de la Universidad Austral apunta que hay señales de mejora en distintos sectores para este año. El campo sigue siendo el sector más dinámico.

Un estudio de la Universidad Austral afirma que en la Región Centro la reactivación ya comenzó y que el sector agroindustrial registra un gran dinamismo con aumento de la venta de insumos y maquinarias que derivan en un incremento del empleo y el consumo.
Pese a que la mayoría de los indicadores cerraron 2016 con contracciones, Ana Inés Navarro, economista de la Facultad de Ciencias Empresariales de la Austral y directora del informe, apunta a los datos del último trimestre como los más relevantes para analizar de cara al resto de 2017.
“Desde fines de 2016, la economía del interior viene mostrando cambios mensuales positivos tanto en producción como en consumo”, comenta Navarro. “La agroindustria registra un importante dinamismo en la venta de insumos, equipos y maquinarias”.
Frente a las “voces que argumentan que estas actividades no crean empleo”, la economista contesta que las mediciones de empleo para el cuarto trimestre de 2016 del Indec evidencian que en la Región Centro el empleo urbano es mayor al del resto del país, destacándose el Gran Rosario y la ciudad de Río Cuarto”. En la Región Centro, según datos del IERIC, los puestos de trabajo registrados crecieron por 3.4% en diciembre.
Además, como ejemplo de la reactivación del consumo la economista señala al auge de ventas de motos. Para Navarro se tratan de “bienes durables mucho más sensible a la coyuntura económica que la venta de bienes de consumo no durables como los alimentos”.
“La reactivación de la economía de la Argentina en 2017 muestra un alto grado de consenso. Para los organismos y bancos internacionales las proyecciones se ubican en torno a 3,0% y en el Presupuesto el cálculo asciende a 3,5%”, asevera.
Se destaca en la serie interanual que en 2016 el despacho de cemento en la Región Centro registró una caída de 10,9%, mayor a la contracción del resto del país, que ascendió a 6,8%. No obstante, demostrando cierta recuperación en el último trimestre, en Santa Fe el despacho de cemento en diciembre quedó 9,7% por encima del valor observado en diciembre de 2015.
Con respecto al consumo, se observa una caída interanual del 10,6% en el volumen de ventas de los supermercados de la Región, con precios 39,5% más altos, en promedio, que en 2015.
Pese a las caídas en la actividad en general, el consumo de energía eléctrica en las tres provincias registró una suba interanual de 1,2% en 2016.
Del mismo modo, el consumo de gas agregado para las tres provincias de la Región creció 4,2% en 2016.
El año pasado la faena de bovinos en las tres provincias se contrajo 4,6%, una merma menor a la registrada a nivel nacional, de 5,4%. Sin embargo, en diciembre la producción de carne vacuna en la provincia de Santa Fe registró una variación mensual positiva del 2,2%, creciendo también por 9,5% en la comparación frente a diciembre del 2015. Con una variación mensual positiva del 1,1% y una suba interanual para diciembre del 0,9%, Córdoba también mostró signos de recuperación en el último mes del año. Del mismo modo, Entre Ríos se recuperó en un 1,1% frente a noviembre, y por 1% frente al último mes de 2015.
En contraste con la baja en el sector bovino, la faena de aves en la Región Centro – 60% de la faena total nacional – gozó de un aumento interanual del 0,8% en 2016. Este indicador se contrasta a su vez con la caída de la faena de aves fuera de la Región (9,9%).
La producción aceitera en la Región Centro cerró el 2016 con una expansión interanual del 10,4%.
La venta de automóviles registró una suba interanual del 9%; un poco por encima del resto del país, donde crecieron en un 7,8%. En el mes de diciembre se vendieron 27% más unidades que en el mismo mes de 2015. La venta de motos (97.070) en 2016 cayó un 2,1% interanual, mientras que el resto del país creció 1,2%.
Por otro lado, las ventas totales de gasoil crecieron en un 7% interanual. Las de GNC cayeron 5%, mientras que el expendio de naftas creció 4,7%, muy por encima del promedio nacional de 0,5%.