Ersep rehabilitó procesamiento de agua en Los Molinos

El temporal registrado el martes provocó inconvenientes en la Planta Potabilizadora Los Molinos. Al cierre de esta edición, el suministro no se había normalizado por completo todavía. Dudas sobre la calidad del agua.

Mario Blanco, titutlar del Ersep

En la noche del martes, los vecinos del sur de la ciudad recibieron la noticia de que las fuertes tormentas acaecidas en la zona de Paravachasca habían provocado desbordes que afectaban la calidad del agua que ingresaba para su tratamiento a la Planta Potabilizadora Los Molinos.
El desastre natural desembocó en el cierre de la Planta, cuya compuerta de abastecimiento recién fue reabierta en la tarde de ayer. La preocupación al respecto fue in crescendo con el pasar de las horas, por las especulaciones sobre la contaminación del agua con desechos tóxico en la planta de residuos industriales Taym.
Finalmente, se realizaron sendos análisis en paralelo, tanto por parte de Aguas Cordobesas como de Centro de Investigación en Química Aplicada (CIQA) de la Universidad Tecnológica Nacional – Facultad Regional Córdoba (UTN Córdoba). Con resultados positivos en ambos estudios, el Ente Regulador de Servicios Públicos (Ersep) habilitó que la Planta Potabilizadora recomenzase a funcionar.

Mensaje viral y preocupación
A poco de que la empresa Aguas Cordobesas diera a conocer un comunicado con respecto a la situación, un mensaje anónimo de alerta se viralizó a través de redes sociales como Facebook, Twitter y Whatsapp.
El mismo advertía sobre una situación que la proveedora y el Gobierno provincial estarían ocultando, relacionada a la posible contaminación del agua con desechos de Taym.
“Gente los que viven en Cba zona sur. Bo. Nueva Cba Centro hacia el sur no se les ocurra tomar agua y hasta dudaría en usarla para baño (sic)” iniciaba el mensaje. La justificación tenía partes ciertas, al explicar que se había “roto la muralla de contención de Taym por las fuertes lluvias de hoy (por el martes) y ha dispersado todo el material e ingresado al canal Los Molinos”.
Sin embargo, con un estilo conspirativo, alertaba que “el gobierno provincial lo está ocultando dicen que suspendieron el suministro por la turbiedad del agua”. Sin embargo, la propia vocera de Aguas Cordobesas, Cristina Barrientos, indicó que el ingreso de agua a la Planta Potabilizadora se había frenado a tiempo.
Otro mensaje difundido en la misma noche alertaba sobre una situación similar que habría afectado al terreno en el que se instalará la planta procesadora de residuos de Cormecor, pero las autoridades de la corporación intercomunal negaron todas las versiones.
Asimismo, desde la empresa proveedora se recomendó a los vecinos cuidar el recurso en los hogares, puesto que las únicas reservas disponibles eran las que ya estaban acumuladas en cada vivienda. “Para comenzar con la producción de agua tenemos que estar seguros y tranquilos que los parámetros son los necesarios para empezar con el proceso de potabilización”, agregó Barrientos en sus declaraciones, indicando que “Una vez que podamos empezar a producir, vamos a empezar a normalizar”.
Es en este punto donde comenzó la intervención del Ersep, organismo dependiente del ministerio provincial de Agua, Ambiente y Servicios cuya función es ejercer control sobre las prestatarias de los distintos servicios públicos.
En su rol de contralor, el Ersep solicitó a la UTN Córdoba involucrarse en la situación. El ente requirió que fueran tomadas muestras independientes de las que utilizase Aguas Cordobesas para sus propios análisis, y que fueran analizados por investigadores en la materia.
Con los resultados en mano, el titular del Ersep, Mario Blanco, ofreció una conferencia de prensa para anunciar que aquellos habían resultado exitosos y consecuentemente, se había rehabilitado el ingreso de agua a la Planta Potabilizadora para comenzar su tratamiento.

Repercusiones
Al verse afectada un área tan amplia de la ciudad, la vida de los cordobeses se vio trastocada en la jornada de ayer. Algunas actividades debieron suspenderse o posponerse, incluyendo el dictado de clases en más de medio centenar de escuelas provinciales y en algunas Facultades de las Universidades locales.
Asimismo, concejales de distintos bloques se expresaron al respecto de la situación. El edil Tomás Méndez, del bloque Movimiento ADN, difundió a través de las redes sociales un video alertando sobre una posible contaminación del agua, en un tono similar al mensaje viralizado en la noche del martes. Por su parte, el radical Juan Negri comunicó que ha solicitado audiencias a los titulares de Agua, Ambiente y Servicios y del Ersep.