¿Debatimos o no?

El Belgrano, la oposición insta al oficialismo a un intercambio público de posturas y proyectos, desde la dirigencia respondieron que lo harán una vez que haya listas oficializadas. Fuego cruzado y propuestas, en tiempos de campaña.

Por Federico Jelic

belgrano-montoyaTiempos proselitistas en Belgrano. La campana ya sonó para dar lugar a la cuenta regresiva, hasta que el 29 de abril se celebren los comicios y el club renueve sus autoridades en el acto democrático más esperado en la institución. Será el primero del nuevo siglo y milenio, después de superar quiebras, gerenciamientos y dos periodos sociales con comisión directiva, a cargo de Armando Pérez.
En tiempos donde cada bloque busca llevar agua a su molino, la oposición, liderada por Santiago Montoya, apunta por todas las redes sociales, medios de comunicación y acciones públicas, a la herramienta del debate con su contrincante por lado del oficialismo, Jorge Franceschi. Y claro, mientras tanto, sigue todo en el aire. Pero el bendecido por Pérez remarcó que solo debatirá cuando las listas estén oficialmente presentadas y aprobadas por la junta electoral. Una estrategia mesurada y silenciosa. Pero el fuego cruzado no cesa.

Provocación
En este juego de dimes y diretes, de intercambio de municiones políticas, se viene la recta final, donde la oposición encabezada por Montoya ya puso su grito en el cielo con la fecha establecida para las elecciones. En un comunicado, tomaron como una “triquiñuela” el hecho de que coincida con el tramo del Rally Mundial, donde miles de cordobeses se agolpan a las Sierras en pos de presenciar la carrera y los autos de primera generación. “Desde Corazón Celeste entendemos que la triquiñuela mezquina de proponer el sábado 29 la elección, día pico del Rally que es segunda pasión de los cordobeses, y además el día anterior a un partido del “Pirata”, empequeñece a Belgrano de la peor forma. Lo mismo que rehuir el debate presidencial, que otros clubes de Córdoba ya tuvieron. Insistimos en llevar a cabo ese debate”, reza la misiva.
Aclaramos: Montoya lidera “Encuentro Pirata”, pero al unirse con el frente de Daniel Farfán (posible candidato a vicepresidente), a cargo de “Belgrano infinito”, junto a otros bloques, le dieron vida a “Corazón Celeste”. Y eso que en horas nomás se sumará el espacio político “Belgrano de América” de Marcelo Rodio, secretario técnico parlamentario de la Legislatura por el peronismo. Colaborará en el área deportiva. Una mixtura.
Armando Pérez, actual mandatario del “Pirata” y a su vez, al frente de la Comisión Normalizadora de AFA, dio a conocer a su candidato-sucesor en la cena de los 112 años de vida de Belgrano, acompañados de algunos socios y empresarios. El costo de la tarjeta era de 700 pesos en algunos casos. Se vendieron las 500 disponibles. Ahí se gestó la foto de la campaña: Franceschi abrazando y dando un beso en la mejilla al empresario de los cosméticos. Todo un signo.

El debate
En todas sus plataformas, Montoya sale a convocar un “plebiscito” social en Alberdi, pugnando por llegar a debatir con Franceschi el proyecto de cada lista, con el futuro institucional de Belgrano en sus manos. Una herramienta que puede posicionar la imagen de los participantes, o bien hundirlas.
Desde el oficialismo conocen esos riesgos y no van a aventurarse salvo que sean obligados públicamente o lo consideren oportuno. La oposición es consciente de que es necesario hacer ruido, quizás porque aún no tienen un número preciso de votantes o porcentajes de adhesión que le garanticen el triunfo, pero al menos, les sirve como para hacerse visibles en un escenario que por mucho tiempo se mantuvo frío, estable y con aguas calmas.
Ahora hay movimientos y la arena política recuperó las ansias de poder. Montoya, entonces, apunta a un debate para posicionarse, como anexo a sus recorridos y acciones en el interior provincial. Y en algunos casos, contagiando con el “voto castigo” a la gestión de Pérez, que en estos meses pasó más tiempo en AFA que en Alberdi.
Una de sus estrategias fue audiovisual. Recordó un debate presidencial en el año ’95, en Talleres, en la compulsa electoral entre Víctor Szumick y el histórico Amadeo Nucetelli. Se llevó a cabo en el programa “La pelota envenenada”, con la conducción y también en función de mediador-moderador del periodista José Luis Marchini. Las urnas proclamaron a Szumick. Ese video ya fue viralizado por redes sociales y whatsapp.
Otro antecedente fue en Instituto. En 2008, en el programa “El bar de la Gloria” (también en canal Showsport), participaron de un intercambio-debate Juan Carlos Barrera y Juan De Dios Castro. Barrera destronó al “Bobattismo” (de Diego Bobatto) y en parte, su transmisión con el socio fue directa gracias a ese debate.
De ahí la necesidad y urgencia de la oposición de instalar este acto como prioridad. El contacto directo suma espontaneidad y capta voluntades. Desde el oficialismo lo tienen bien en claro.

Solo con listas oficiales
Franceschi no cuenta con un perfil mediático fuerte, más allá de algún recorrido repentino en estos días. No es su estilo. De todas formas, sabe que debe enaltecer su presencia en la sociedad y no solo en el votante, porque durante el ciclo de Pérez, ninguna figura dentro del club se le acercó en exposición salvo los futbolistas.
“Voy a presentarme a debatir solo cuando ambas listas estén conformadas y oficializadas. Recién ahí lo pensaremos”, subrayó Franceschi con autoridad. Y sabe lo que hace: en tiempos en que todavía hay grises, un paso en falso, un exabrupto o una reacción inoportuna en caliente le puede valer la elección.
De todas maneras, hay cierta comodidad en el oficialismo, ahora llamado “Nuevo Resurgir”, con la incorporación de Sergio Villella como vice. Villella procede del núcleo de socios “Amás Belgrano”, que colaboraron desinteresadamente con la institución en la campaña de socios, con la difusión de la venta de palcos VIP en el marco de la remodelación en el “Gigante de Alberdi” y otras acciones complementarias. Se pronunciaron como “apolíticos”, aunque en principio, tres de sus miembros terminarían desembocando en integrar la lista oficial. No como representantes de “Amás Belgrano”, sino de manera particular. Desde el grupo se encargan de aclararlo constantemente.
De acuerdo a sus números, un breve sondeo a boca de urna les da una diferencia de 7 a 3 u 8 a 2, en los universos estudiados. ¿Influirá el factor deportivo? Antes de los escrutinios, Belgrano se mide con Talleres, en un clásico que no se disputa en Primera División desde el 2004 y desde el -2009 en la B Nacional. Una derrota puede provocar malestar en los más temperamentales y pasionales hinchas–socios para ayudarlos a elegir la otra opción. Por otra parte, justo un día antes de las elecciones, el “Pirata” recibe a Defensa y Justicia. Una victoria puede significar un “empujoncito”, apoyados por la alegría instantánea.
Por ahora no hay debate. Cuando haya listas legales, se abriría la posibilidad. El oficialismo no se desvive por participar y desde la oposición mueven cielo y tierra para que se concrete. Siempre es saludable discutir proyectos. ¿Se dará?