Juez, a contramano de Macri, pide paritaria nacional

El embajador argentino en Ecuador opinó sobre el conflicto docente. Dijo que el gobierno debería abrir una instancia de diálogo nacional. Afirmó que los mandatarios provinciales extorsionan al presidente.

La discusión entre el gobierno y los dirigentes sindicales docentes se desarrolla alrededor de un tema medular. Mientras los gremialistas insisten en convocar a una paritaria nacional, el ejecutivo plantea que no tiene ningún sentido hacerlo ya que el estado nacional no abona los salarios de los maestros.
Más allá de los motivos económicos y políticos de la confrontación, la diferencia sobre la pertinencia de la negociación nacional delimita las dos trincheras enfrentadas. Las medidas de fuerza que desarrollaron los sindicatos tuvieron ese reclamo en un lugar central.
El titular de la cartera educativa, Esteban Bullrich, fue enfático en el rechazo a la idea de los gremialistas. Considera que en la paritaria del año pasado se fijó una formular para calcular el salario mínimo docente por lo que no hay razones para convocarla nuevamente.
“Nos vamos reunir sin paros, como siempre lo hicimos en la ciudad, y además con las paritarias provinciales cerradas para no confundir porque los salarios los pagan las provincias”, afirmó el ministro hace pocos días. La posición del ejecutivo parece firme en el sentido de no discutir salarios nacionalmente.
Desde el gabinete de Mauricio Macri consideran que el pedido de los gremialistas tiene una clara intencionalidad política ya que, en su visión, quieren responsabilizar al presidente por un conflicto ajeno para debilitarlo políticamente.
Además, saben que la realización de paritarias por distritos fue un pedido concreto de los gobernadores provinciales que siempre rechazaron, aunque discretamente, la utilización por parte del gobierno nacional de la potestad de fijar aumentos que luego debían afrontar las arcas provinciales.
Luis Juez parece no compartir estas máximas del gobierno nacional. El embajador en Ecuador recomendó al gobierno convocar una instancia de discusión nacional a la que asistan los representantes de los trabajadores docentes y los mandatarios provinciales.
“Creo que el Presidente tiene que convocar a los gobernadores a una gran mesa de concertación para abrir la paritaria nacional”, firmó el líder del Frente Cívico en declaraciones a Cadena 3.
El consejo de Juez va en dirección contraria a toda la estrategia que viene desplegando Mauricio Macri y los gobernadores de Cambiemos. Por otra parte, llega en un momento delicado donde las conversaciones parecen reanudarse aunque las posiciones parecen muy alejadas.
El embajador responsabilizó directamente a los mandatarios provinciales por el estado del conflicto docente. “Tenemos que salir de la extorsión de los gobernadores que le dicen al Presidente y al gobierno nacional ‘no se meta en este tema porque los salarios los pagamos nosotros’” sostuvo.
“Mentira, el gobierno de Mauricio Macri, el gobierno de Cambiemos, este año que pasó puso 30 mil millones pesos en el sistema educativo, el gobierno de Cristina Kirchner en el último período puso 9 mil millones de pesos y nadie se enteró”, aseguró.
Según Juez, abrir la paritaria nacional sería una forma de “obligar” a los gobernadores a que den la debida importancia al salario docente. El análisis del líder del Frente Cívico tiene como destinatario al gobernador Juan Schiaretti. Parece no reparar en que su aliada política María Eugenia Vidal fue la primera que solicitó la descentralización de las discusiones salariales con los maestros.