Mestre: “Este año daremos el salto cualitativo que nos merecíamos”

El intendente abrió el periodo ordinario de sesiones en el Parque Educativo de barrio Congreso.

Por Yanina Soria
[email protected]

MestreEl intendente Ramón Mestre abrió ayer un nuevo periodo ordinario de sesiones del Concejo Deliberante en el Parque Educativo de barrio Congreso. La elección del lugar no fue azarosa sino que responde a la pretensión del radical de dejar estos espacios como impronta de su gobierno, intentando emular a Rubén Martí con los CPC o a su padre Ramón Bautista Mestre con la construcción de 26 escuelas municipales.
Pasadas las 8.30, comenzó con el discurso que se extendió durante una hora. Ante los concejales, su gabinete, autoridades de la UCR, legisladores provinciales y nacionales y autoridades de la Provincia, el jefe comunal repasó las obras realizadas en sus cinco años de gobierno, anunció una inversión “histórica” para la ciudad y renovó el respaldo de la su partido a la gestión nacional de Mauricio Macri.
Claro, corren tiempos electorales y el documento que el radicalismo firmó en Villa Giardino aún está caliente. De hecho, su discurso fue en sintonía con lo proclamado por los boinas blancas el fin de semana: ratificar la pertenencia de la UCR en Cambiemos pero preservando la identidad partidaria.
Tras asegurar que su primer mandato estuvo atravesado por la imposibilidad de acceder al crédito externo y por la discrecionalidad en la distribución de los fondos nacionales por parte del kirchnerismo, Mestre habló de un “cambio de ciclo”. “Los cordobeses fuimos literalmente discriminados. Pero ese ciclo se terminó para Argentina y para nuestra ciudad. Recuperamos el protagonismo y esto no es un privilegio. Es solo respeto al federalismo” señaló y luego enfatizó “el presidente Mauricio Macri, sabe que no está sólo”.
El capítulo destinado a destacar la buena relación institucional con el gobierno de Juan Schiaretti y anteriormente con el del ex mandatario José Manuel de la Sota tuvo olor a campaña política. El radical con aspiraciones a desembarcar en el Centro Cívico, no dejó pasar la oportunidad y en un tramo de su discurso pidió trabajar en equipo, superar las diferencias para “construir una Córdoba mejor”.
Ayer, el máximo funcionario provincial presente fue el ministro de Gobierno Carlos Massei quien destacó el buen diálogo y el trabajo conjunto realizado con la Municipalidad de Córdoba, luego de que Mestre celebrara el traspaso de fondos provinciales por los servicios prestados en salud y educación. “Tenemos una excelente relación con todos las comunas y municipios. Con la Municipalidad de Córdoba hemos dado muestras de ello con convenios en materia de salud, educación y seguridad ciudadana”, dijo.

La ciudad, un gran obrador
El jefe comunal aseguró que conoce a la perfección lo que necesita la ciudad y prometió: “este año daremos ese salto cualitativo que nos merecíamos”.
Consideró que su administración está “reparando décadas de retroceso” y que la ciudad es hoy “un gran obrador”. Planteó siete ejes sobre los que su gobierno trabajará este año y que significarán una inversión de 5.000 millones de pesos: tecnología Led, prometió una inversión de más de 550 millones de pesos; red vial, anunció 1500 nuevas cuadras; Nudo vial Plaza España, espera inaugurarlo el año próximo; gas, desagues y cloacas; afianzar el polo productivo; construcción de viviendas y nuevos centros en los barrios; y más parques educativos.
Entre la oposición había gran expectativa respecto a lo que el intendente pudiera decir sobre el polémico servicio de higiene urbana, justo un día antes de que tenga lugar la audiencia pública antes que de que el oficialismo apruebe en segunda lectura los pliegos de licitación. Sin embargo, quizá fue ese uno de los puntos más criticados ya que Mestre sólo se refirió al asunto señalando que durante 2016 se limpiaron casi 10 millones de metros cuadrados de baldíos y que el Ente de Servicios y Obras Públicas comenzó a funcionar “implementando un considerable ahorro de costos”, pero no precisó números ni brindó detalles.
Otro de los puntos expectables era el balance respecto al nuevo sistema de transporte público de pasajeros puesto en marcha durante su primera gestión. Ese aspecto también generó disconformidad entre los bloque opositores desde donde se reconoció la incorporación de nuevas unidades 0km pero se criticó el déficit que aún persiste con el tema frecuencias y accesibilidad a las unidades. En ese sentido, Mestre prometió sumar cuatro nuevos carriles exclusivos para el Sólo Bus.