Expectativa por Schiaretti: bosques, obras y seguridad

El gobernador abre esta mañana el período ordinario de sesiones en la Legislatura.

DYN07El gobernador Juan Schiaretti inaugurará hoy el período ordinario de sesiones de la Legislatura con un discurso que, como es tradicional, celebrarán los oficialistas y cuestionarán los opositores. La expectativa estará centrada, fundamentalmente, en la ley de bosques, que motivó las mayores polémicas a fines del año pasado e, incluso, en el verano festivalero, en las inundaciones, y en la crisis policial.
Schiaretti y sus legisladores han apuntado su discurso, en las últimas semanas, a “desperonizar” el proyecto de ley de bosques, que fue redactado en la Secretaría General de la Gobernación después de varios meses de reuniones de una mesa multisectorial, de la que participaron funcionarios, productores y ambientalistas.
Esta mañana (el discurso está anunciado para las 9.30) el gobernador insistirá en esa línea, y asegurará que sin consenso no habrá ley. Los peronistas recalcan que un par de legisladores de Cambiemos firmaron el proyecto, por lo que esperan que puedan acercarse, oficialistas y opositores, a un texto consensuado.
Probablemente los ambientalistas se manifiesten en los alrededores de la Legislatura, por lo que se descuenta que habrá un importante dispositivo de seguridad, como es habitual en estas ocasiones.
Aunque habrá oídos muy atentos a la cuestión del medio ambiente, mucho más importante será lo que Schiaretti pueda decir sobre la crisis policial, reconocida por el gobierno al anticipar medidas para mejorar el servicio y, como afirmó el ministro Carlos Massei, echar a patadas a los malos oficiales.
Los legisladores de la oposición esperarán mucho del gobernador en este punto, y seguramente les resultará totalmente insatisfactorio lo que vaya a manifestar.
Schiaretti confirmará que enviará a la Legislatura, de inmediato, el proyecto de ley para un nuevo plan de seguridad, con el concepto de una mayor participación de los ciudadanos (“proximidad”).
Trascendió de medios oficiales que el gobernador anunciará una inversión de 600 millones de pesos para la compra de vehículos y armamento policial, y que se incorporarán a la fuerza unos 800 efectivos.
El gobernador ratificará el envió a la Legislatura de un proyecto de ley de reforma del Tribunal de Conducta Policial, que tendrá por objeto que los procesos sean mucho más rápidos.
Con más gusto, Schiaretti hablará de la obra pública, cuando prometerá la construcción de cuarenta escuelas y de cuatro hospitales, de los cuales dos estarán en la ciudad de Córdoba y otros dos en el interior provincial (Río Tercero y Villa Dolores). El financiamiento para estas obras lo proporcionarán bancos españoles, según lo cerrado por el gobernador en su reciente viaje a ese país.
Fuentes schiarettistas sostienen que el gobernador anunciará que en diciembre quedará completa la obra de la autovía Córdoba-Río Cuarto, un asunto presente hace muchos años en los discursos anuales en la Legislatura.
En relación a las obras públicas, los legisladores de la oposición aguardarán que el gobernador admita la falta de trabajos para prevenir las inundaciones en el sur provincial. Cualquier otra cosa que diga dará pie a que golpeen sobre ese punto en las evaluaciones posteriores al discurso.
También habrá expectativa por lo que manifieste sobre la relación entre los gobiernos nacional y provincial. Esa cuestión es particularmente incómoda para los legisladores radicales, que observan con preocupación cómo Mauricio Macri y Juan Schiaretti intercambian elogios. Cambiemos en Córdoba mantiene su oposición al peronismo y entiende que sin un discurso claramente crítico será difícil imponer un fuerte candidato a gobernador para 2019 (que la mayoría de los radicales entiende que será Ramón Mestre, aunque nadie puede descartar ahora a Mario Negri como un posible rival). Para colmo, el año electoral alimenta las suspicacias y los temores.