Schiaretti negociará con docentes sin “cifra testigo” nacional

El gobierno nacional negociará con las entidades sindicales docentes un porcentaje de aumento salarial. La discusión paritaria quedará en manos de cada provincia.

bullrich-schiarettiEn el año 2008 el gobierno de Cristina Kirchner decidió inaugurar la mesa paritaria nacional con las entidades sindicales. Aunque el estado nacional no tiene escuelas a su cargo, los acuerdos que se lograban funcionaban como indicadores para las discusiones salariales en cada provincia.
Además, las cifrasresultantes de la discusión entre las federaciones sindicales y el ministerio de educación nacional se constituyeron en la mejor arma de presión en manos de los dirigentes gremiales a la hora de negociar con las administraciones provinciales que, en definitiva, eran las que tenían que afrontar el pago al personal docente.
Ya en diciembre del año pasado, voceros de la cartera de educación afirmaron que no intervendrían en las discusiones salariales docentes a partir del 2017. El argumento central de Esteban Bullrich es que en el acuerdo firmado el año pasado con las entidades sindicales nacionales se estableció una cláusula de actualización automática que contempla que el sueldo básico del sector será, por lo menos, 20% superior al salario mínimo vital y móvil. En ese sentido, consideran que el piso de negociación está garantizado.
En realidad, la medida es producto del descontento que generó en las administraciones provinciales el cierre de la paritaria nacional 2016. En aquella oportunidad, el número acordado fue muy superior al proyectado por el propio gobierno ya que llegó al 40% (incluyendo incentivo docente) cuando la pauta inflacionaria prevista rondaba el 25%.
Una de las provincias más afectadas fue la de Buenos Aires cuya gobernadora, María Eugenia Vidal, tuvo que suspender temporalmente las conversaciones.
Esta situación de tensión se multiplicó en todos los distritos, situación que impulsó a Mauricio Macri a evitar participar de la fijación de una cifra que, por otro lado, considera “virtual”.
Rogelio Frigerio fue contundente en esa definición: “una vez fijada esa pauta general para todos los años, ya no tiene sentido la injerencia del Gobierno nacional en la discusión”. Además, fue tajante al afirmar que la paritaria nacional docente nunca tuvo sentido ya que el gobierno nacional no tiene establecimientos educativos bajo su órbita.
De todas maneras, los gobernadores y el presidente de la nación intentarán unificar un criterio para abordar la reapertura de las conversaciones con los sindicatos docentes. El número mágico es del 18% de incremento lo que representa la recuperación de un punto en el salario ya que la inflación prevista en el presupuesto nacional para el 2017 es del 17%.
En función de este objetivo, los mandatarios provinciales tendrán su cumbre el jueves de esta semana, aunque las posiciones entre ellos pueden ser distintas. Los que forman parte de la denominada Liga Savoy (por el hotel porteño donde celebraron su primera reunión) se muestran en línea con las cifras sugeridas por el gobierno nacional.
El gobernador Schiaretti, principal animador de este grupo, ya adelantó por medio de sus voceros que la propuesta que ofrecerá a la UEPC rondará el porcentaje sugerido. En este sector revistan los peronistas oficiales Juan Manuel Urtubey (Salta), Domingo Peppo (Chaco), Sergio Uñac (San Juan), Rosana Bertone (Tierra del Fuego) y Sergio Casas (La Rioja)más los independientes Hugo Passalacqua (Misiones), Alberto Weretilneck (Río Negro) y Miguel Omar Gutiérrez (Neuquén) y el socialista Miguel Lifschitz (Santa Fe).
Por otro lado, se alinean los más vinculados al kirchnerismo como Alicia Kirchner (Santa Cruz) y Gildo Insfrán (Formosa) más el pampeano Carlos Verna que ha endurecido considerablemente su enfrentamiento con la Casa Rosada y recientemente se pronunció a favor de mantener la paritaria nacional docente.
Los gobernadores alineados con Cambiemos: Gerardo Morales (Jujuy), Alfredo Cornejo (Mendoza), Ricardo Colombi (Corrientes), María Eugenia Vidal (Buenos Aires) y el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta están encuadrados en la postura oficial.
Más allá del cónclave del jueves, está prevista una reunión con el ministro del interior Rogelio Frigerio donde se afinará el lápiz y se atenderá la situación de cada distrito.
Por su parte, la CTERA convocó a un plenario de secretarios generales para el día 9 donde evaluarán la situación. El secretario general del sindicato de docentes bonaerenses (SUTEBA) adelantó que insistirán con la apertura de la negociación nacional y, de no obtener una respuesta, podrían convocar a medidas de protesta que comprometerían el inicio de clases.