Ley de Bosques: UPC prometió distancia de productores y ambientalistas

Legisladores oficialistas aseguraron que la ley que proponen protegerá más que antes los bosques nativos.

Por Alejandro Moreno
[email protected]

Oscar González y Carlos Gutiérrez.
Oscar González y Carlos Gutiérrez.

Legisladores peronistas aseguraron ayer que el proyecto de ley de bosques está elaborado a una justa distancia entre las pretensiones de los productores y el reclamo de los ambientalistas. También, ratificaron que pretenden el consenso de otros bloques para sacar la ley.La ley de bosques será uno de los primeros temas de la agenda legislativa, que dará inicio formal mañana, cuando el gobernador Juan Schiaretti pronuncie el discurso de apertura de las sesiones ordinarias.
En una conferencia de prensa ofrecida en una sala contigua al recinto, donde se hacían los aprontes técnicos para el discurso de Schiaretti, el presidente provisorio de la Legislatura, Oscar González, trató de quitarle al proyecto el tinte oficialista, y destacó el trabajo que durante meses realizaron diversas agrupaciones en una comisión que trabajó en la Secretaría General de la Gobernación.
González afirmó que “el proyecto de ley de bosques no es iniciativa del gobierno, sino fue elaborado por doce legisladores del arco noroeste”. Luego, aclaró que “la mayoría pertenecen a Unión por Córdoba, pero hay legisladores que son del bloque Cambiemos”.
De la conferencia de prensa, para demostrar el carácter geográfico de la iniciativa parlamentaria, participaron María Manzanares y Miriam Cuenca, dos legisladores de la región involucrada en esta problemática.
El peronista quiso “dejar en claro que nuestro proyecto es equilibrado, lejos de las pretensiones de las entidades del campo y lejos del fanatismo ambientalista”. “Es una ley que sienta las bases para una mayor protección que una ley vencida (como la actual, de 2009, y que debía renovarse hace dos años)”.
González recalcó que durante el proceso de gestación del proyecto “hemos hecho lo posible por escuchar” las distintas opiniones, en especial de los dos sectores en pugna, los productores y los ambientalistas.
Además, en relación a las manifestaciones callejeras y de algunos artistas, destacó que “los legisladores somos los legítimos depositarios del consenso”.
González advirtió que “la actual ley permite que en las zonas rojas haya actividadees productivas” y que “ahora (con la nueva ley, si es aprobada), no se podrá hacer en ellas “absolutamente nada”. “No habrá desmontes”, insistió, y agregó que “uno de los objetivos de la ley es la recuperación de las zonas degradadas”.
Finalmente, celebró que se involucre el Ministerio de Ambiente de la Nación.

El mapa más racional
Por su parte, el presidente del bloque oficialista, Carlos Gutiérrez, sostuvo que se trata de “elaborar el mapa más racional posible”, con una zona roja donde esté “absolutamente prohibido” desmontar”. En el resto del territorio provincial, el desmonte podrá hacerse sólo “con autorización debidamente firmada por la autoridad de aplicación”.
Carlos Presas, a su turno, volvió al criterio fundamental de la exposición de los legisladores peronistas: “Queremos evitar los lobbys. Vamos por el medio”.
También prometió que abierta la actividad ordinaria en la Legislatura, de inmediato se inciará el trabajo en las comisiones.
Y expresó: “Si no hay consenso, no hay ley”.