“Pabellón Tornú”, una forma distinta de ver teatro en Carlos Paz

La obra propone teatro de inmersión, una modalidad que va mucho más allá de romper la famosa “cuarta pared”, ya que el espectador tiene la libertad de recorrer este histórico edificio, eligiendo dónde ir y qué ver.

tornuPor Ariel Bogdanov

Fundado a comienzos del siglo 20, el Hospital Colonia Santa María de Punilla, supo albergar a cientos de tuberculosos y pacientes con enfermedades respiratorias que buscaban entre sus muros refugio y curación para el mal que los aquejaba. En los `80 el hospital cambió y se  transformó en un neuropsiquiátrico. A partir de allí rondan todo tipo de leyendas sobre la gigantesca mole que se erige sobre el verde de las sierras cordobesas. Hoy el uso de las lúgubres instalaciones es totalmente diferente. En su interior se presenta una obra teatral muy particular llamada “Pabellón Tornú”.

“La compañía 1813 Co” que ya había presentado su espectáculo en este sombrío edificio abandonado volvió a apostar por intervenir artísticamente el abandonado hospital. Varios containers de escombros debieron sacar para acondicionar el lugar y que pueda transformarse en una especie de escenario gigantesco en donde el público descubre lo que es el teatro de inmersión, una modalidad que va mucho más allá de romper la famosa “cuarta pared”, ya que el espectador tiene la libertad de recorrer este histórico edificio, eligiendo dónde ir y qué ver.

“El origen” se llama esta versión que plantea una especie de juego donde el público se tornu2mueve para experimentar una narración épica dentro de mundos teatrales sensoriales.

Mariana Masera, una de las creadoras de la obra explicó: “Es una propuesta bajo la modalidad de teatro de inmersión, lo que la significa que recorren todo el pabellón libremente. Llegan y se ponen unas máscaras, momento en que ya se transportan e ingresan con todo a la obra. Esto se desarrolla en el Pabellón abandonado de Santa María de Punilla, un edificio arquitectónicamente hermosa donde el público puede ir topándose con las cosas muy extrañas que van pasando por ahí”.

En la misma línea Rocío Pardo, otra de las directoras, contó que “esta propuesta nació el año pasado. Vimos en Nueva York una obra de inmersión y nos impactó mucho esto de interactuar con los actores por lo que decidimos traerlo acá” y destacó que “el año pasado agotamos todas las funciones porque la gente se llevaba una adrenalina tremenda de lo que vivía y lo contaba. Por suerte este año nos está yendo tan bien como el anterior” agregó.

tornu3“El año pasado hicimos la historia de un actor que hacía experimentos con la gente. Mostraba lo más oculto del ser. Este año hacemos la precuela, contando como el contexto familia influyó para que este doctor sea como es. La idea de este tipo de obras es hacer una critica social, mostrando como la familia termina construyendo a la persona” detalló.

¿Es una obra de terror?

RP: No, es de suspenso. En el final la gente termina de reconfigurar la historia.

-¿Es una obra que podría hacer gira o sólo se adapta a estas instalaciones?

MM: Puede adaptarse. La idea es llevarla a Buenos Aires durante el año y estamos adaptando todo para hacer temporada de invierno allá.

 

Próximas funciones: Sábado 28-01 y Lunes 30-01. Salidas desde Terminal de Ómnibus de Villa Carlos Paz