Caso Odebrecht: UCR (por Negri) reclamó que Arribas vaya a la Justicia

El radicalismo exige que aclare la denuncia de que el funcionario de la AFI recibió coimas.

El radicalismo, a través de su principal referente legislativo, Mario Negri, reclamó ayer que el titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas, dé explicaciones ante la Justicia por el caso Odebrecht.

“El señor Arribas debe comparecer ante la Justicia y aclarar en forma urgente la información que lo vincula a Odebrecht”, escribió Negri en su cuenta de Twitter.

El diario La Nación publicó en su edición de ayer que Arribas percibió en 2013 cinco transferencias por casi 600 mil dólares, transferidas por el cambista brasilero Leonardo Meirelles, condenado por el pago de coimas en el caso ‘Lava Jato’.

El caso golpea muy fuerte al gobierno de Cambiemos, que busca trazar una diferencia nítida con el kirchnerismo en relación con la corrupción.

La Unión Cívica Radical, principal socio político del macrismo, exige respuestas y coloca en una posición aún más incómoda al funcionario de inteligencia.

El pedido radical se sumó al que ya había realizado otra aliada del gobierno, Elisa Carrió, quien fue más allá y lo denunció penalmente en los tribunales de Comodoro Py.

Fuentes judiciales informaron que la denuncia fue presentada en la Cámara Federal porteña y por sorteo recayó con el número 439/2017 en el juzgado federal número seis del juez federal Rodolfo Canicoba Corral.

La dirigente de Coalición Cívica-ARI planteó que se averigüe si Arribas perpetró algún delito cuando presuntamente recibió dinero del gigante de la construcción brasilero Odebrecht, según lo que el periodista Hugo Alconada Mon publicó en el diario La Nación.

Los pagos que recibió Arribas, según la información del diario porteño, comenzaron un día después de que, en septiembre de 2013, se reactivara el contrato para el soterramiento del tren Sarmiento para el gigante brasileño Odebrecht.

La información indica que el operador y cambista paulista Leonardo Meirelles se acogió al régimen de la “delación premiada”, y aportó documentación sobre miles de transferencias que hizo para Odebrecht y otras empresas brasileñas, de acuerdo con los registros de transferencias bancarias que integran la investigación sobre Lava Jato en Brasil.

Meirelles transfirió un total de 594.518 dólares mediante cinco giros a una cuenta en Suiza de Arribas, realizados entre el 25 y 27 de septiembre de 2013, desde una cuenta bancaria en Hong Kong que el operador brasileño controlaba a través de la empresa RFY Import & Export Limited.

Según la justicia de Brasil, esa firma es una “empresa de fachada”, destinada al pago de coimas, lavado de activos y evasión.

Odebrecht es una constructora brasileña, con diversos negocios en la Argentina, y particularmente en Córdoba. La empresa pagó coimas millonarias en distintos países para conseguir contratos.