UEPC intenta bloquear amenaza nacional

Mediante recursos de reconsideración, el gremio docente busca frenar las modificaciones al Plan Nacional de Formación Docente que introdujo recientemente el Ministerio de Educación que conduce Esteban Bullrich.

2017-01-10_monserrat_bullrich-uepcPosiblemente los docentes esperaban poder disfrutar de las merecidas vacaciones durante enero. Pero las noticias desde Buenos Aires alteraron sus planes. El conflicto en el Ministerio de Educación de la Nación por la baja de contratos y las modificaciones en el Plan Nacional de Formación Docente le agregaron temperatura a un enero de por sí caliente.

Hasta el momento, la negociación entre los gremios nacionales y las autoridades del Ministerio de Educación está empantanada. Posiblemente el regreso de las vacaciones del titular de la cartera Esteban Bullrich el lunes pasado sirva para comenzar destrabarlas. Aunque desde el Gobierno nacional aseguran que no darán marcha atrás con la decisión de no renovar más de 200 contratos.

Sin desconocer el ajuste que implementó el Gobierno nacional en la administración pública, la estabilidad de estos trabajadores es un punto exclusivo de la agenda paritaria de la Capital Federal. El interior sólo puede solidarizarse.

La federalización del conflicto pasa otro lado: los cambios que introdujo Educación durante los últimos días de diciembre en la “Especialización Docente de Nivel Superior en Alfabetización Inicial”, que depende del Plan de Formación.  De acuerdo con  CTERA, los cambios afectan a más de 140 mil docentes inscriptos, 10 mil de ellos en Córdoba.

“Entre Navidad y Año Nuevo, este Gobierno ha tomado un conjunto de medidas en materia de políticas públicas en educación que significan, ni más ni menos, el desmantelamiento del sistema de formación docente permanente, que cuenta con el respaldo de un acuerdo paritario nacional para garantizar la formación gratuita y de calidad a cientos de miles de educadores de todo el país que con dichas medidas hoy ven vulnerados sus derechos”, señala una solicitada de CTERA emitida el fin de semana pasado en el diario Página 12 y que cuenta con el apoyo de referentes sociales y políticos, muchos de ellos cercanos al kirchnerismo.

Al tomar conocimiento de la resolución 2.552 del Ministerio, fechada el 23 de diciembre, la UEPC puso en marcha un operativo para bloquear su aplicación. El gremio se puso manos a la obra y lanzó una campaña para que los afectados presenten recursos de reconsideración ante la Justicia.

Con los tribunales de feria, la UEPC se encargará de recolectar en su sede  todos los recursos hasta el 30 de enero. El sindicato, por medio de CTERA los presentará en la Capital Federal. Se trata de una estrategia judicial para que los docentes puedan cursar ese postítulo junto con otros que pueden estar realizando.

El otro ítem que inquieta a los docentes es la revisión de los contratos de los tutores encargados del programa. Según los gremios, serían cerca de 2.600 los que cumplen ese rol, mientras que Educación afirma que son 1.800. De todas formas la intención del Gobierno sería revisar los contratos de los instructores para comprobar su idoneidad. Una medida que augura nuevas bajas.

Pariatiara

El conflicto parece marcar el inicio de una paritaria compleja. Aunque, la Casa Rosada no permitirá que Bullrich repita el error no forzado del año pasado, cuando acordó una suba extraordinaria del Fonid y complicó la negociación en las provincias.

Esta vez, la resolución del conflicto  recaería sobre el Ministerio del Interior, previa reunión con los gobernadores. La expectativa del Gobierno es que los acuerdos salariales en todos los rubros no superen el 20 por ciento. La Provincia, por su parte, ya anticipó una oferta del 18 por ciento. Un número difícil de tragar para los docentes, que este año intentaron, sin éxito, reabrir la paritaria durante seis meses.