Ley de Bosques: Cartez acusó a Doña Jovita de opinar sin saber

La entidad del agro cuestionó que la popularidad otorgue licencia para hablar de cualquier tema.

ilustra-ley-de-Bosques-con-jovitaCartez (Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona) criticó ayer al cómico José Luis Serrano y al guitarrista Raúl Barrionuevo por pretender dañar el consenso al que se llegó en una mesa interdisciplinaria en torno a la ley de bosques.

“Desde la Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona, Cartez, instamos a los referentes sociales a no propiciar divisiones ideológicas que tanto daño han ocasionado a lo largo de los últimos años, sino a contribuir a la generación de consensos que permitan superar tantos desencuentros”, propuso.

“Poco ayudan las expresiones, seguramente bien intencionadas pero claramente tendenciosas y carentes de peso científico, vertidas por el humorista José Luis Serrano, en la piel de su entrañable personaje ‘Doña Jovita’ y el cantante y compositor Raúl Eduardo ‘Raly’ Barrionuevo, ambos representantes del mundo cultural vernáculo y de indiscutible talento artístico”, señaló Cartez.

El comunicado firmado por el presidente Gabriel De Raedemaeker destacó que durante seis meses se discutió técnicamente el problema de los bosques nativos en una mesa de la que participaron representantes de los ministerios de Agua, Ambiente y Servicios Públicos y de Agricultura y Ganadería, del Centro Regional Córdoba del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria, de la Universidad Nacional de Córdoba, de la Universidad Nacional de Río Cuarto, de la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias Regional Córdoba y de diversos grupos defensores del medioambiente.

Para Cartez, las críticas de Serrano y Barrionuevo “tiran por tierra el trabajo serio”, que invitó a “conocer en profundidad antes de continuar con declaraciones y enunciados de juicios de valor que generan confusión en la opinión pública y llevan el foco de la discusión al ámbito de las ideologías extremas, que es el que se pretende superar”.

La ley de bosques iba a ser tratada en diciembre en la Legislatura, pero la oposición de los ambientalistas la hizo postergar para el próximo período ordinario de sesiones.

Cartez señaló que existen dos posiciones históricamente enfrentadas: “la de aquellos habitantes de áreas con remanentes boscosos que producen alimentos en economías de subsistencia y la de representantes de movimientos ambientalistas que ven a la producción agropecuaria como el camino más directo hacia la destrucción del medioambiente y el consecuente apocalipsis”.

La entidad acertó al manifestar que “sorprende y preocupa la escasa valoración y respeto con que algunos artistas consideran a estudios técnicos de marcado rigor científico cuando muestran atracción por el aplauso fácil de un público condescendiente, que no tiene por qué estar debidamente informado sobre cuestiones que competen al ámbito académico antes que al festivalero”. “Parece existir una licencia otorgada por la popularidad que habilita a emitir, con liviandad, opiniones técnicas sobre temáticas que exceden largamente el conocimiento artístico y las habilidades teatrales”, continuó.

Funcionarios y legisladores

Las críticas alcanzan también a algunos legisladores y funcionarios: “Llama la atención la actitud de integrantes del gobierno provincial y de genuinos representantes del pueblo cordobés que, elegidos democráticamente, ocupan un escaño en la Unicameral pero actúan de manera mezquina, privilegiando la politiquería partidaria en vez de involucrarse de lleno y desinteresadamente en la discusión de un marco legal superador del actualmente en vigencia, que ponga fin a tantos años de desencuentros y posibilite el desarrollo económico y social de los departamentos que conforman el arco noroeste provincial, sin descuidar la preservación de los recursos naturales involucrados, lo que no admite ya nuevas e incomprensibles postergaciones”.