En Racing, más Talleres que Pachuca

El presidente albiazul Andrés Fassi negó la chance de que el grupo mexicano invierta en “La Academia”, aunque manifestó que los albiazules podrían intentar un convenio en conjunto con la entidad albiceleste en un futuro. El hincha desprecia la idea de una filial del “Matador”. Continuará…

Por Federico Jelic

talleres-andres-fassiMientras Racing de Nueva Italia afronta un fin de año con la frustración de la eliminación por el Federal B en lo deportivo, en lo institucional se vienen novedades importantes. Es que en estos días se cristalizará el primer pago del concurso preventivo, dando camino al saneamiento económico de la entidad, detalle no menor. Sin embargo, los hinchas y socios buscan certezas en el otro horizonte, dentro de la cancha, con respuestas que por ahora son más rumores que otra cosa.

Hacemos referencia, claro está, al posible desembarco de Grupo Pachuca de México al club, trascendido que fue tomando fuerza y que todavía sigue en vigencia, pero desde la Intervención judicial que hoy administra los destinos del albicelestes, no admiten tener contactos formales en ese sentido. Ya en estas líneas hicimos referencia a la llegada del ex presidente Armando del Río, con el paraguas del equipo mexicano, sin embargo, de concreto no hay nada. Pero algo hay…

Talleres interesado

Hasta que Andrés Fassi llegó en el momento oportuno con sus declaraciones. El presidente de Talleres manifestó que Pachuca no está interesado en invertir en “La Academia” aunque si existe interés por parte de la entidad de barrio Jardín de poder hacer algo. Y eso, como ocurre siempre, trajo adhesiones  e indignaciones en la misma proporción en los sectores populares del viejo barrio Inglés.

“Lo desmiento. Tienen un gran poder de imaginación ustedes los periodistas. No hay Absolutamente nada. No existe posibilidad con Pachuca pero sí con Talleres”, lanzó la primera piedra el “Zorro” en declaraciones periodísticas, cuando se le consultó sobre esta situación. Y después amplió: “A Talleres sí le interesa Racing como estructura. Un club de la importancia de Racing, lo que podamos hacer el día del mañana de manera conjunta, sería considerado. Aclaro que al día de la fecha no hay nada hablado. Pero absolutamente nos gustaría armar algo con Racing, porque es una gran institución, forjadora de las mejores escuelas de fútbol que tuvo el fútbol cordobés en su historia. Encantado estaría, como Talleres, de poder estructurar algún plan en forma conjunta, pero en esto, queda totalmente al margen el Grupo Pachuca”.

¿Y esto? ¡Bomba!

Filial no

Apenas se conoció la noticia en los medios, se transmitió como un reguero de pólvora por todo Racing. Es que de acuerdo a los rumores, el inversor o gerenciador iba a ser Pachuca, con todo lo que eso significa. Es decir, un aportante con pergaminos y que en el vecino barrio Jardín logró conquistas grandilocuentes.

Pero en Nueva Italia, nada quieren saber con Talleres. Y eso que sería  prácticamente lo mismo, solo que en el orgullo del socio y de la gente que va a la tribuna, nada quieren saber de ser una filial o equipo subsidiario al albiazul. Al rival que supieron enfrentar hasta 2013, con clásicos acalorados y pasionales, ahora lo podría anexar a su proyecto.

En definitiva, es raro: algunos aceptan ser filial de Pachuca pero no de Talleres. Pero ser filial, en su naturaleza, ya a muchos no les hace ruido. Lo que molesta nomás, es quien puede ser el gerenciador o inversor. Y eso que los dos vienen ya de la misma unidad de negocios. El “Know How” sería el mismo.

Convenio con juveniles

La intervención no reconoce contactos y en Talleres hablan el mismo lenguaje. Sin embargo, algo hay. Mientras los cercanos a los profesores de las divisiones inferiores del “Matador” dan por sentado el arreglo, los encargados de conducir los destinos de las instituciones directamente miran a otro costado cuando se les pregunta. Pero si el río suena…

“La Academia” hoy se encuentra intervenido, a cargo del contador Gustavo Rubín, afrontando el Concurso Preventivo, y hasta ahora el juez Carlos Tale, máxima autoridad del proceso judicial de Racing, se mantiene ajeno a las decisiones drásticas. La relación entre las dirigencias es armónica, ya que incluso han celebrado algunos acuerdos con juveniles de la cantera del club de Nueva Italia que emigraron hacia las filas albiazules, reportando recursos que serían utilizados en pos del primer pago de la cuota de la Convocatoria de Acreedores.

Entonces, este convenio que todos niegan y que algo de sustento tiene, estaría orientado en ese sentido: préstamo de jugadores de Talleres sin tanto lugar, intercambio de juveniles y quizás algún dinero para invertir en el predio y en la logística inicial como ocurrió en el primer tramo del proyecto de Pachuca en barrio Jardín. De hecho, hay varios casos, aunque uno es relevante: el juvenil Rodrigo Sar, clase 2000, pasó de Nueva Italia a barrio Jardín, fue adquirido en dólares y hasta fue citado a  entrenar en Ezeiza con la Selección Juvenil Sub 17, por entonces, dirigida por el ex Lanús Walter Coyette.

De todas formas, a los hinchas de Racing les aterra la posibilidad de convertirse en filial de Talleres. Es que quizás ese término se está utilizando inadecuadamente, no obstante, de existir la posibilidad de rubricar un acuerdo que sea beneficioso para ambas partes, al menos debería tratarse entre tablas y no como una soga salvadora. Y armar algo parecido a una Asamblea de socios, en busca de unanimidad o arreglo siguiendo las vías diplomáticas por parte de la Intervención, si es que hay en efecto, alguna propuesta que pueda colaborar con la salida de una vez por todas de  Racing del infernal Federal B.

Para resurgir

La opinión del hincha es pasional. Hoy Racing se encuentra sumergido en el Federal B y con un Concurso Preventivo resuelto en las cuotas de pago pero sin contar un pasivo posible con los juicios y las deudas laborales post concursales. Se necesitan  recursos económicos, más teniendo en cuenta que recién en mayo iniciará el campeonato, para empezar recién a poner la rueda  en movimiento. Entonces, mientras algunos defienden con orgullo su identidad albiceleste, otros buscan elegir al “salvador” de turno, como si eso fuera posible  y dependiera de quién se encuentra en peores condiciones de negociación. Pero algo hay, porque si el Río suena…