Arturo Puig, un señor artista

img_5729

Por Ariel Bogdanov

Aplausos de pie y una gran respuesta del público en las boleterías marcaron el debut de “El Quilombero” que se transformó en la primera obra en estrenar en Carlos Paz. Con un elenco multiestelar conformado por actores de la talla de Nicolás Cabré, Marcelo De Bellis, Alejandro Muller, Mercedes Oviedo y Diego Pérez, la comedia puso primera en el Teatro Candilejas I de la villa serrana.

Su director Arturo Puig, dialogó con Alfil y comentó las sensaciones que vive al volver a Carlos Paz, luego de hacer temporada varios años en “Perla de Punilla”, cuando en la ciudad aún no se avizoraba una realidad como la actual, con una cantidad de oferta en materia teatral histórica y consolidada como la plaza teatral más importante del país.

“Es realmente impresionante lo que cambió Carlos Paz. Me cuesta reconocerla. La primera vez que estuve aquí fue hace ya muchos años, al teatro La Sombrilla con Mariquita Valenzuela. Después vine a un teatro que se llamaba Yolanda, que creo no está más, era un antiguo cine si mal no recuerdo” recuerda el actor que hizo emocionar a varias generaciones. “También actué en el teatro Bar donde hice varias temporadas porque nos fue muy bien y tras esas presentaciones llegó un momento muy importante en mi carrera ya que inauguramos el Teatro del Lago con Susana Giménez que en ese momento hacía La Mujer del Año”.

-¿Hasta que llegó “Sugar”, obra muy recordada, junto a Susana Giménez y Ricardo Darín?

Claro, luego volví con Sugar que fue realmente un éxito. Por eso digo que tengo las mejores imágenes de Carlos Paz, los mejores recuerdos. Siempre que vine la he pasado realmente muy bien.

-Con tantos años de experiencia en la villa, ¿por qué crees que se generó ese crecimiento como plaza de Carlos Paz?

Fue algo que se hizo a través de los años, no fue de un día para el otro. A Carlos Paz viene  gente de distintas provincias y supo recibirlas. Creo que Mar del Plata por momentos con los precios no lo hizo igual. Acá estuvieron más accesibles al público en general y por eso se transformó en una gran plaza de teatro.

-Respecto a El Quilombero, ¿es una ventaja el hecho de que la obra llegue después de un año de haber estado en cartel en Buenos Aires?

img_5943Creo que sí. Hay incorporaciones nuevas, pero las cosas están probadas y sabemos en qué lugares la gente se ríe más o menos y pienso que es una pequeña ventaja respecto de aquellos que vienen a debutar aquí. Una obra se asienta bien al mes de haber debutado y eso ya lo hemos vivido.  Estamos muy entusiasmados con el reestreno de una obra que nos dio muchísimas satisfacciones y que cuenta con un elenco bárbaro. Es una comedia muy linda y es un honor presentarla, además llega con la misma escenografía, no tiene ni un clavo menos por lo que tengo fe de que andará muy bien durante el verano.

– Al éxito dirigiendo El Quilombero, se sumó una exitosa gira con Nuestras Mujeres, la obra que protagonizó junto a Guillermo Francella y Jorge Marrale. ¿Qué sensaciones le dejó esa gira?

Las mejores. Venía de dirigir Le Prenom y El Quilombero, después me tocó protagonizar Piel de Judas con Susana Giménez hasta que llegó esta propuesta de “Nuestras mujeres” que fue un suceso impresionante en Buenos Aires. Por eso decidimos hacer una gira por Sudamérica, más precisamente en  Lima, Perú y Santiago de Chile donde nos fue realmente fantástico, por lo que cierro el año muy agradecido al público.

Fotos: Yanina Aguirre