Audiencia por bosques: para el PJ, hubo una “intromisión inadmisible” de la Justicia

El presidente del bloque UPC, Carlos Gutiérrez, recordó que la convocatoria fue una decisión de la Legislatura.

ilustra-ley-de-bosques-1Un conflicto de poderes entre la Legislatura y la Justicia comenzó a desatarse el miércoles por la tarde, cuando la jueza en lo Civil y Comercial, Cristina Sanmartino de Mercado, admitió el recurso de amparo solicitado por “ambientalistas” y dispuso la suspensión de la convocatoria a una audiencia pública que iba a realizarse ayer en Villa de María de Río Seco, para discutir modificaciones a la ley de bosques.

Ayer, el presidente del bloque de legisladores peronistas, Carlos Gutiérrez, le agregó leña al fuego al calificar la suspensión de la audiencia pública como una “intromisión inadmisible” del Poder Judicial sobre el Poder Legislativo, que había tomado la decisión de convocar a una asamblea en esa ciudad del norte cordobés.

En Río Cuarto, después de que el gobernador Juan Schiaretti esquivara involucrarse en el asunto, lo que habría llevado el conflicto a alturas estratosféricas, Gutiérrez cuestionó la medida dispuesta por la jueza.

El legislador peronista reconoció que “hemos acatado la decisión de la jueza”, pero advirtió que “la vamos a recurrir porque estamos absolutamente seguros y convencidos de que esto supone una intromisión inadmisible del Poder Judicial en una decisión del Poder Legislativo”.

“Vamos a seguir con el cronograma: ayer (por el miércoles) hemos pedido la preferencia correspondiente tanto para el tratamiento de la ley de bosques como para el proyecto de forestación que acaba de anunciar el gobernador”, dijo. “Nosotros podríamos tratar la ley sin que la audiencia pública opere, fue una decisión nuestra hacerla”, recordó.

Gutiérrez explicó que la audiencia pública fue convocada en Villa de María de Río Seco para que “participe la gente afectada fundamentalmente donde existe el bosque nativo”. “Esta es la razón porque pretendemos hacer la audiencia pública en Villa María del Río Seco, donde se anotaron casi 40 habitantes del lugar”, señaló.

“La nueva ley prohíbe taxativamente el desmonte químico. Este proyecto remedia muchas situaciones que el bosque nativo en su degradación tiene, corrige sobredimensiones que se tomaron en un momento con respecto a las llamadas zonas rojas, pero de ninguna manera admite que exista un árbol menos en la Provincia”, argumentó Gutiérrez.

Cabe recordar que la decisión judicial se basó en que “la materia de fondo involucra el orden público constitucional dado que se trata de la protección del medio ambiente y la elección del lugar para llevar a cabo la audiencia pública a 170 kilómetros de la ciudad de Córdoba, y que no se justifica de manera alguna el reclamo, legítimo o no, de los comerciantes del centro de esta ciudad”.

Por otro lado, el secretario del Comité Central de la UCR, Dante Rossi, sostuvo que “en una verdadera burla, se dispuso que la audiencia pública se realizara en Villa de María del Río Seco, a 180 kilómetros de distancia de la diudad de Córdoba. De manera tramposa se buscó minimizar el debate y la participación”.

Además, afirmó que “los bosques nativos brindan innumerables servicios ambientales que estabilizan y protegen las cuencas de captación de agua de todos los ríos, contribuyen a la regulación climática, son fuente de recursos naturales renovables, mantienen la calidad del suelo, son purificadores del aire, aportan a la diversidad biológica y son nichos para diversas especies”.