Oposición K reacciona con desconcierto tras Asamblea

Los opositores no preveían un escenario en el que el oficialismo universitario aprobase la reforma política. Críticas, desconocimiento y batalla discursiva.

universidadEl pasado jueves, la Asamblea Universitaria aprobó una de las más importantes reformas al sistema político de los 400 años de historia de la UNC, instituyendo la elección directa de los Decanos y del Rector.

La reforma contó con el apoyo de la mayoría absoluta de los asambleístas, pero un cuantioso grupo minoritario se opuso fervorosamente tanto a la realización de la Asamblea como a la  reforma en sí.

El desencadenamiento de los hechos obligo a la oposición a recalcular sus posicionamientos. El inicial llamado a impedir e interrumpir la realización de la Asamblea mutó en una poco argumentada denuncia contra el oficialismo, por el supuesto bloque al ingreso de consejeros opositores.

 

La última batalla

La oposición libró numerosas batallas contra la realización de la Asamblea Universitaria, que quedaron plasmadas en hechos institucionales, judiciales y políticos.

A pesar de haber votado positivamente en dos ocasiones la convocatoria a Asamblea en el Consejo Superior (llamados que fueron aprobados por unanimidad), el consiliario estudiantil de La Mella, Ivan Felsztyna, propuso posteriormente suspender la misma.

Su propuesta no pudo ser tratada en una primera instancia dado que, ante una inminente derrota, los manifestantes de La Mella y agrupaciones de izquierda tomaron el recinto del Consejo Superior, interrumpiendo violentamente su funcionamiento. Cuando la propuesta pudo ser votada en una instancia posterior, fue rechazada por más de dos tercios de los miembros del Consejo Superior.

Posteriormente, los opositores intentaron frenar la Asamblea con intervención judicial a través de una acción de amparo, denunciando una supuesta discriminación hacia las Facultades de Ciencias de la Comunicación y Ciencias Sociales, que se encuentran en proceso de normalización y, por lo tanto, no participan de la Asamblea Universitaria.

La medida cautelar fue rechazada por el juez federal Miguel Hugo Vaca Narvaja a mediados de noviembre, y pocos días atrás el magistrado se expidió sobre la cuestión de fondo, negando que existiese alguna situación de discriminación.

La convocatoria original fue el 19 de noviembre, pero la Asamblea no pudo realizarse ese día, puesto que militantes de La Bisagra y La Mella, que habían tomado el Pabellón Argentina dos días antes, impidieron el ingreso de los consejeros para sesionar.

Fue allí cuando el rector Juri tuvo que realizar la segunda convocatoria, para el 15 de diciembre. Los opositores, confiados en poder impedir el inicio de la sesión, desplegaron a sus militantes en las tres sedes sucesivas de la Asamblea: el Campo Escuela de la UNC, el Complejo Ferial Córdoba y el Hospital Nacional de Clínicas.

La logística opositora preveía el bloqueo de los ingresos con murallas humanas conformadas por estudiantes de La Bisagra, La Mella,  El Módulo de Arquitectura, La Cámpora y otras agrupaciones kirchneristas y de izquierda.

A pesar de ello, consejeros del oficialismo y de organizaciones opositoras que querían participar de la Asamblea pudieron ingresar al pabellón Amarillo de Feriar, algunos tras forcejeos con los manifestantes, y otros a través de un acceso que los opositores olvidaron bloquear.

Si bien el rector Juri y el vicerrector Pedro Yanzi Ferreira fueron retenidos fuera del recinto, la decana de Odontología,  Mirta Lutri, ejerció de presidente de la Asamblea, en su condición de decana con más antigüedad.

Con ese marco, el proyecto oficialista pudo ser aprobado, signando la derrota política del kirchnerismo universitario, que con tanto empeño quiso frenar la realización de la Asamblea.

 

Desorientación

Las reacciones de la oposición evidenciaron que la aprobación de la elección directa con ponderación simple no era una alternativa que hubiese contemplado en sus planes.

La primera medida reacción fue una Asamblea que protagonizaron los militantes estudiantiles en el centro de la ciudad, algunas horas después de que se conociera la aprobación de la reforma política.

Por la tarde del jueves, autoridades de las cinco Facultades conducidas por el kirchnerismo realizaron una conferencia de prensa en la que presentaron un documento de posicionamiento. Participaron de la misma los decanos Diego Tatián (Filosofía y Humanidades), Mirta Iriondo (Famaf), Myriam Kitroser (Artes) y Silvina Cuella (Ciencias Sociales). Si bien el decano de Ciencias Químicas, Gustavo Chiabrando, se ausentó, estuvo presente la vicedecana Ana Baruzzi.

En ambas oportunidades, los opositores intentaron poner en duda la validez de la Asamblea, pero sin argumentos que sustentasen la denuncia. “Con una serie de actitudes y hechos sumamente cuestionables, el oficialismo de la UNC ha pretendido validar una Asamblea que habría estado conformada por sólo 124 de sus miembros, sobre un total de 247, sin la presencia del Rector y Vicerrector, quienes, sin embargo, se hallaban en todo momento dentro del predio” reza el documento emitido por los decanos.

El texto cita la presencia de “sólo 124 de sus miembros”, sin advertir que ese es el número requerido por el Estatuto de la UNC para el funcionamiento de su Asamblea. Asimismo, la mención de la ausencia de Juri y Yanzi Ferreira pareciera una provocación hacia el oficialismo, en todo momento que fueron ellos quienes impidieron su ingreso al recinto de la Asamblea.

“La ‘Asamblea’ que sesionó en el Complejo Ferial Córdoba duró 6 minutos con 11 segundos” agrega el comunicado, a pesar de que el Estatuto no menciona la duración como un requisito de forma para la Asamblea.

El texto cierra expresando que “resulta preocupante y repudiable que se haya realizado una Asamblea Universitaria (…) bajo la vigilancia de la Guardia de Infantería de la Provincia de Córdoba”, sin advertir la misma no actuó en ningún momento de la jornada, ni en contra ni en defensa de los manifestantes.

Estas expresiones se repetirían en la jornada de mañana, cuando el Consejo Superior tenga su última sesión del año.