R. Machado y Martínez pidieron instrucciones (asedian a Caserio)

Por Ganancias, reclamaron órdenes a la Legislatura. Incómodo para el PJ

machado-martinez-caserioLos senadores nacionales de Cambiemos, la macrista Laura Rodríguez Machado y el juecista Ernesto Martínez, enviaron una carta al vicegobernador Martín Llaryora pidiéndole que la Legislatura los instruya sobre cómo votar cuando se discuta el Impuesto a las Ganancias en la Cámara Alta. La oposición de Cambiemos en Córdoba trató de incomodar, con ello, al inconexo peronismo provincial.
En la carta, Rodríguez Machado y Martínez afirman: “Entendemos de toda responsabilidad, para definir nuestro voto, que la Legislatura se exprese, tal cual es su obligación constitucional, cuidado desde la institucionalidad, los recursos provinciales que le corresponden a Córdoba, para dejar de lado posturas individuales o partidarias, que por si solas, en este tema, no deben representar aisladamente a la Provincia”.
La referencia constitucional de los senadores de Cambiemos es el artículo 104, que en el inciso 5 determina como una atribución de la Legislatura la de “instruir a los senadores nacionales para su gestión con el voto de los dos tercios de los miembros, cuando se trate de asuntos en que resulten involucrados los intereses de la Provincia”.
Los senadores señalaron que los proyectos a discutirse “modifican las escalas del llamado impuestos a las ganancias, cuestión que repercute directamente en el porcentaje de coparticipación federal de tributos a recibir, en los próximos años, por nuestra Provincia”.
“Según cual fuera el proyecto que finalmente resulte aprobado, Córdoba receptará una cifra siempre y significativamente menor por coparticipación, pero que, dentro de la disminución general puede ir lo aceptable, en términos de solidaridad con el Estado Nacional, a lo directamente confiscatorio para las finanzas provinciales”, agregaron.
Con esta carta en la mano, los legisladores provinciales de Cambiemos intentaron sacar ayer una resolución en ese sentido, pero Unión por Córdoba la rechazó. El texto, impulsado por el radical Miguel Nicolás, proponía instruir a los senadores nacionales “a no acompañar el proyecto que cuenta con media sanción de la Cámara de Diputados de la Nación impulsado por los bloques del Frente para la Victoria, Frente Renovador y Justicialista que propone la modificación de la Ley de Impuesto a las Ganancias, por las consecuencias perjudiciales que significaría para las finanzas de nuestra provincia”.
La llave para entender esta iniciativa es que la posición del senador peronista Carlos Caserio resulta una incógnita, entre la voluntad del gobernador Juan Schiaretti, para que se respalde el punto de vista del presidente Mauricio Macri, y el alineamiento de José Manuel de la Sota con el jefe del Frente Renovador, Sergio Massa, quien junto con el kirchnerismo busca presionar al gobierno nacional con una ley que sacudirá las finanzas del estado.
Después de la fuerte presencia de Schiaretti en Buenos Aires, el martes, las apuestas que se corrían ayer en la Legislatura se inclinaban hacia que Caserio no expondría al gobernador como incapaz de coordinar políticas con el senador de su partido.

Mario Negri
Por su parte, el diputado nacional de la UCR, Mario Negri, reclamó “ recobrar la sensatez y reconstruir un proyecto posible que satisfaga a las provincias y a los trabajadores”.
“De esta forma perdemos todos, debe haber un acto de madurez política de cara a la sociedad”, agregó.
Para Negri, en declaraciones a Cadena 3, “en la última sesión ordinaria no se discutía una ley sino una batalla política”. “No podía salir bien porque no se puede armar en dos horas, juntar cuatro dictámenes y hacer un proyecto de Ganancias que es complejo técnicamente y que significa el segundo impuesto más importante de Argentina”, agregó.
“En 2016 –detalló- fueron 420 mil millones de pesos recaudados, que compromete a provincias, municipios y que es un tema emblemático de discusión ya que en los últimos 16 años no se tocaron las escalas con una inflación del 1200 por ciento”, ejemplificó.