Diez puntos para entender la reforma política en la UNC

Actualmente se desarrollan en nuestra Universidad seis elecciones que implican una votación de toda la Universidad.

Por Silvia Mengarelli *

asamblea-universitaria1) Hasta hoy, la elección del Rector y de los Decanos es indirecta, es decir, se elige a través de representantes, siendo solo un grupo reducido de personas las que tienen el poder de decidir.
2) La elección directa obligará a cada candidato a Rector y a los candidatos a Decanos a hacer pública su propuesta de gestión.
3) El convocar a una Asamblea Universitaria para debatir el cambio de sistema de elección, fue una promesa que muchos Rectores hicieron y que sólo Hugo Juri cumplió, convocando a esta instancia para el pasado 19 de noviembre.
4) Durante más de 90 días se debatió en el seno de los Consejos Directivos, en los Centros de Estudiantes, en asambleas inter-claustros, en los colegios preuniversitarios, en los gremios de docentes y de no-docentes, así como también en el Consejo Superior.
5) En la elección de Rector, proponemos un sistema con ponderación simple, que promueva la igualdad y aliente la participación de los ciudadanos.
6) En este mismo sentido, es importante decir que actualmente se desarrollan en nuestra Universidad seis elecciones que implican una votación de toda la Universidad. En cinco de ellas se usa un sistema sin ponderación por Facultad, por distrito único y con voto igualitario de sus pares: Consiliarios estudiantiles, egresados, no docentes; ADIUC y DASPU.
7) El resto de las propuestas busca que la Facultad a la que pertenece el votante sea un factor determinante en su incidencia, generando discriminación y desigualdad entre pares. Ejemplo: en el sistema de doble ponderación, un (1) astrónomo tendría la misma incidencia que cincuenta y ocho (58) abogados.
8) Asimismo, proponemos la participación de los no docentes del Área Central, hoy sin representación en la Asamblea en la elección del Rector y la incorporación de representantes de los colegios preuniversitarios, tanto el Monserrat como el Manuel Belgrano, en el Consejo Superior.
9) A medida que fue avanzando la discusión, se empezó a visibilizar que el proyecto de simple ponderación reunía la mayor cantidad de consenso. Ante esto, un grupo decidió: judicializar la Asamblea, presentando un amparo y una medida cautelar que fue rechazada por el Juez Federal; pedir la suspensión de la Asamblea en el Consejo Superior, planteo que fue rechazado por 2/3 de los votos en el órgano de gobierno de la UNC; y, por último, habiendo perdido las instancias anteriores, tomar por la fuerza el Pabellón Argentina e impedir el funcionamiento de la democracia universitaria a través de la Asamblea.
10) Ante esto, el Rector Juri convocó nuevamente a la Asamblea para el día 15 de diciembre y abrió canales de diálogo, como lo había realizado durante todo el proceso, con todos los grupos políticos de la Universidad para promover el diálogo y evitar las prácticas antidemocráticas.
Hoy, nos encaminamos para poder realizar la Asamblea, defender la democracia universitaria y avanzar en la elección directa del Rector y de los Decanos.

*Miembro del Consejo Directivo de la Facultad de Ciencias Médicas