Schiaretti extiende apoyo por Ganancias a Región Centro

El trío de gobernadores expresó su respaldo al proyecto de la Casa Rosada para modificar el Impuesto a las Ganancias. Los mandatarios reconocieron la apertura de diálogo con la Nación.

schiaretti-gobernadores-ganaciasLa coincidencia central de los tres gobernadores de la Región Centro ayer en el Centro Cívico fue el renovado impulso que tomó durante este año el bloque económico que conforman Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos. Juan Schairetti, Miguel Lifschitz y Gustavo Bordet cerraron el año con una batería de anuncios en materia productiva, que contó con el respaldo del gobierno Nacional, a través del secretario general del Consejo Federal de Inversiones, Juan José Ciácera.
La Región Centro recuperó su actividad luego de varios períodos con poco protagonismo. Durante los últimos años del kirchnerismo, su gravitación quedó muy reducida, fruto de las diferencias políticas que se empeñaba en subrayar la Casa Rosada; primero con Córdoba y luego con Santa Fe.
Pero la reunión de ayer dejó en claro la plena vigencia del bloque y una serie de acuerdos que el trío de gobernadores se encargará de llevar hasta la Casa Rosada.
En cuanto a lo político lo gobernadores dieron una muestra clara de apoyo al presidente, Mauricio Macri. El respaldo al proyecto de modificación del Impuesto a las Ganancias que lleva adelante el oficialismo nacional fue uno de los ejes de las discusiones.
Schiaretti aprovechó la cumbre de ayer para enviar un nuevo gesto al presidente, abriéndose de la iniciativa que encabeza el titular del Frente Renovador, Sergio Massa. Ratificó lo que ya había anticipado el fin de semana a través de un comunicado.
“Es el proyecto que va en la dirección correcta de modificar las escalas del impuesto. Nosotros nos quedamos discutiendo cuál es el mínimo, porque resulta que quien gana un peso más de lo que dice el mínimo no imponible, le cae el 35 por ciento; y esa es la mayor distorsión que tiene el país”, señaló el gobernador, que hizo hincapié en la necesidad de generar consensos con las provincias para este tipo de acuerdos porque “plantea un costo fiscal adecuado”. Lógico, Ganancias es un impuesto coparticipable.
“Este proyecto del Gobierno nacional, a Córdoba le significa resignar 1.350 millones de pesos. Con otros proyectos, resignaríamos como mínimo otros 1.400 millones de pesos más. La realidad es que cuando uno baja un impuesto deja de percibirlo automáticamente y los impuestos que dicen que se van a dar de alta, hay que ver si con el tiempo dan resultado”, argumentó.
Por su parte, Lifschitz afirmó que: “Si bien recocemos el derecho de los trabajadores a que su salario no sea castigado con impuestos, también hay que considerar con la misma importancia, el derecho de las provincias a mantener su masa coparticipable porque de eso dependen millones de trabajadores públicos, las políticas de redistribución, la asistencia social, la salud, la educación y la seguridad que llevamos adelante. Aspiramos a que la resolución final vaya en ese sentido, de tener en cuenta preservar las finanzas de las provincias”.
Bordet también compartió la postura de Schiaretti. “Entendemos que es necesaria la recomposición y readecuación de las escalas y categorías, pero por otro lado también resulta importante preservar las fuentes de recursos genuinas que tenemos las provincias. El 50 por ciento de este impacto fiscal que tiene la modificación de Ganancias lo pagamos las provincias, por eso no podemos estar ausentes del debate”, afirmó el mandatario entrerriano y aseguró que están trabajando “para buscar un proyecto que tenga el menor impacto fiscal”.

Cambio de escenario
La Región Centro tendrá desde marzo un interlocutor privilegiado para llevar sus demandas a la Casa Rosada. A partir del tercer mes del año que viene, Schiaretti se convertirá en el presidente pro témpore del bloque y posiblemente utilice su estrecha relación con Macri para canalizar las inquietudes de sus pares.
“Hay una situación política nacional que ha cambiado en relación a la anterior. Hay una situación inédita donde nadie tiene mayoría parlamentaria, vemos a todas la fuerza políticas con responsabilidad de gobierno con la decisión de evitar una crisis y garantizar la gobernabilidad. Esto sin dudas abre mejores perspectivas para que podamos consolidar el avance de la Región Centro”, destacó el gobernador.
Por la similitud productiva entre las provincias la situación del agro dominó la agenda. Tres preocupaciones centrales conforman el vértice de las inquietudes que los mandatarios acercarán al presidente: la situación de la lechería, el apoyo a la industria de la maquinaria agropecuaria y el impuso a la producción cárnica.