Disconforme con suba del 37%, Fetap presiona por subsidios

La cámara empresaria que nuclea a las tres prestadoras privadas asegura que el boleto debería vales $14 para sostener la eficiencia e inversiones que requiere el servicio público.

transporteEl Ejecutivo municipal giró al Concejo Deliberante el nuevo cuadro tarifario del sistema de transporte urbano que llevará la tarifa plana de $9,15 a $12,55 desde el 1 de enero de 2017. El pedido de incremento en 37 puntos del servicio generó las reacciones esperadas.
El oficialismo destacó la voluntad del intendente Ramón Mestre de retrasar el golpe al bolsillo de los vecinos con aportes del tesoro municipal, al tiempo que recuerdan los esfuerzos de la gestión en brindar un mejor servicio a los más de 700.000 vecinos que utilizan la prestación diariamente. Los bloques opositores (en especial aquellos que no responden a un partido de) deslizaron una opinión contraria, previsiblemente. Desde el bloque Eva Duarte hicieron foco en la calidad del servicio. En tanto, dentro del espacio que lidera el periodista Tomás Méndez, Movimiento ADN, anticiparon que no aprobarán la reactualización tarifaria.
“Mestre recibió a un boleto de 2,50 pesos y hoy lo está llevando a 12,55 pesos, acumulando en toda su gestión un aumento del 402 % cuando la inflación fue de 155%, es decir, que el Intendente lleva el aumento del boleto al triple de lo que alcanzó la inflación”, justificó el integrante de esa bancada, David Urreta.
Y agregó: “La situación se agrava porque el propio Secretario de Transporte de la Municipalidad, Julio César Waisman, reconoció que no se va a subsidiar más al boleto, con lo cual a partir de ahora todo incremento en el costo del transporte va a pasar directamente a la tarifa”.
Precisamente, es este punto el que invitó a los empresarios a sumarse a una polémica que se creía terminada con la inminente aprobación de la nueva tarifa. Con los subsidios nacionales congelados, el financiamiento municipal asoma como única salida a sus objetivo sectoriales.
Fue el vicepresidente de Fetap. Gustavo Mira, quien manifestó la insuficiencia del incremento, para perplejidad de los usuarios, pero también para funcionarios del área de Servicios Públicos del municipio que esperaban unos meses de relativa calma.
“El cálculo de la tarifa técnica está cercana a los 14 pesos, que muy lejos de los $12,55 que se aprobarán. El boleto tiene un atraso tarifario de un año y al no irse actualizándose mensualmente se siente este 37% que es como algo sobre-elevado, pero los cálculos técnicos indican que el valor es aún mayor”, explicó a radio Mitre el titular del núcleo de concesionarias del sistema.
“Es necesario sincerar los números, pese a que a la gente cualquier aumento no le sienta bien”, fustigó. Sucede que para los transportistas el boleto a $9,15 quedó atrasado en el mismo momento en que se aprobó con la devaluación. Afirman que el salto de dólar de $9 a casi $16 desajustó el esquema de costos.
En octubre, caducaron los subsidios municipales. Tampoco prosperó (por ahora) la puja por la quita de los beneficios por trasbordos. En ese marco, las empresas presionan por fondos extra si el municipio no quiere trasladar la suba de precios a las tarifas. La amenaza es la de siempre: el impacto se verá en la prestación del servicio.