Estatales preparan contraataque por la Caja

Los gremios que aportan al sistema previsional cordobés develarán hoy su estrategia para reclamar por la derogación del la Ley 10.333 y el nuevo convenio jubilatorio entre la Provincia y la Nación.

monserratLa coordinadora de gremios estatales se tomó todo el tiempo necesario para definir su estrategia luego de que la Provincia refrendara un nuevo convenio previsional con la Nación, y así la Casa Rosada saldara la deuda que mantenía con El Panal, luego de una década de distanciamientos y más cinco sin un marco regulatorio.
La complejidad del asunto, obligó a los gremialistas a estudiar con cautela su posición, que debelarán hoy a las 10 de la mañana en la sede de la UEPC. Aunque ya anticiparon informalmente su rechazo al señalar que el acuerdo es un nuevo paso hacia la tan temida armonización.
Aún no hay nada confirmado y los dirigentes prefirieron no anticipar lo que resolverán hoy. Sin embargo, en el tintero de la reunión habría dos propuestas: una judicial y una práctica. En carpeta, el plenario tiene dos opciones: presentar una nueva acción en Tribunales (sería un nuevo amparo) y definir una importante huelga para el día 23 de diciembre, cuando se cumpla el primer aniversario de la sanción de la Ley 10.333, que reemplazó al diferimiento semestral de aumento a los pasivos.
Los dirigentes buscan mantener viva la llama de su reclamo, aunque saben que la 10.333 es innegociable para el Gobierno. Es, en definitiva, el pilar donde se asienta el nuevo acuerdo previsional Nación-Provincia. No obstante, entienden que deben mantener una táctica de ataque si no quieren sufrir una nueva modificación al régimen jubilatorio.
En definitiva lo que resuelvan hoy será una suerte de contraataque para contrarrestar los alcances del nuevo convenio y también las futuras alteraciones al sistema previsional cordobés. Para la mayoría de los dirigentes la glosa que hizo la Legislatura al intentar dejar sin efecto la palabra armonización que tiene el texto original es insuficiente, y no opera como una garantía de la inmutabilidad de la Caja.
Preocupa también la baja de aportes patronales al sistema previsional. Un punto neurálgico para la financiación de la Caja, cuyo déficit está siempre en la lupa de las arcas provinciales y los gremios.

Semana compleja
La oferta del bono de fin de año que les acercó la Provincia a los gremios estatales no los satisfizo. Tal como se preveía, el SEP y la UEPC señalaron la suma como insuficiente y le agregaron nuevas demandas para completar un combo que sirva para apuntar a una suma más alta. Sin embargo, y más a allá de las insistencias, El Panal ya tomó su decisión y no está en sus planes rever los montos que les acercó a los gremios.
Fuentes gremiales afirman que los montos ya estarían cargados en el Meta 4, el sistema que utiliza la Provincia para liquidar los sueldos y otras cuestiones administrativas. Llama la atención que sea con tanta anticipación (casi un mes), pero no hay que desconocer la previsibilidad que caracteriza en materia económica a la gestión de Juan Schiaretti.
La discusión, entonces estaría sellada por parte de la Provincia, aunque los gremios insisten con la reapertura de paritarias y con que la suma se incluya en el básico, una forma de subir el piso de la negociación del año próximo. Pero el mismo gobernador desalentó estas variables y afirmó que los fondos que disponga la Provincia irán a parar a los segmentos más vulnerables de la sociedad. La tarjeta social es el mayor ejemplo.
La postura del Ejecutivo no conforma al SEP y al UEPC (y la oferta de un promedio de 2.000 pesos por trabajador tampoco). Este viernes volverán marchar para reclamar por una batería de demandas entre las que se incluyen el bono de fin de año. El combo también tiene en cuenta el pedido por el escalafón por parte de los estatales y el de la antigüedad y la devolución de los días paro por parte de los docentes.
A pesar de que desde El Panal se empeñan en señalar la retracción de la recaudación de los últimos meses. Y los funcionarios afirman que noviembre registrará la misma tendencia a la baja que octubre. Las cúpulas gremiales ven en una situación distinta. Entienden que la Provincia tiene una liquidez que hace unos meses no tenía.
El objetivo de los gremios es lograr una cuota parte de los 1.500 millones de pesos que ya recibió la Provincia en función de convenio previsional que firmó recientemente con la Nación.
Sin embargo, el factor tiempo complica la presión que puedan imprimirle los gremios a la demanda. La cercanía del receso licúa su poder.