Macristas se ofrecen para salvar huida de Lábaque en 2019

La interna entre ucedeístas y famosos del PRO Córdoba no desalienta las ambiciones de sus referentes. Con la desilusión política del viceintendente capitalino, el juego quedó abierto para quienes anhelan probar suerte en las elecciones municipales.

Soher El Sukaria y Laura Rodríguez Machado se anotan como precandidatas a la intendencia por el PRO.
Soher El Sukaria y Laura Rodríguez Machado se anotan como precandidatas a la intendencia por el PRO.

El viceintendente de la Municipalidad de Córdoba, Felipe Lábaque, demostró que tiene mucho más para decir que lo que su perfil apaciguado demuestra a simple vista. Días atrás se sinceró en un desayuno con periodistas, ocasión que eligió para desnudar su decepción con la política. Como se esperaba, se esparció rápidamente la noticia sobre su premeditado retiro de la competencia electoral de 2019.
El amigo del presidente Mauricio Macri y también la llave de acceso del PRO para hacer pie en el Palacio 6 de Julio, trató después de moderar las interpretaciones de sus comentarios de ese día en una entrevista radial. La aclaración no hizo más que reformar la fortaleza de esa decisión que comunicó horas antes del descargo: sólo si el jefe de Estado se lo requería, podría rever su posición.
Las declaraciones que siguieron volvieron a foja cero aquel leve intento de contener las especulaciones por su libre albedrío. Criticó con dureza al radicalismo por quebrar los acuerdos de la alianza. En concreto, el presidente del Concejo Deliberante acusó a los hombres boina blanca de ocupar los cargos municipales que estaban reservados para los dirigentes “amarillos”. Algo parecido hizo el macrismo con sus socios a nivel nacional.
La alianza Cambiemos habría llegado a la Municipalidad sólo en las formas, como se suponía desde un principio. Lábaque repite que su relación con Mestre es buena y probablemente no mienta. No significa que la sinergia alcance a ambos partidos. De hecho, descartada la variable “Mestre” para 2019, la UCR y el PRO saben que están en paridad de condiciones para plantar un candidato. Es prematuro decir si será bajo el paraguas de una alianza como ocurrió en 2015 o tomarán caminos separados.
Con seguridad, la opción que se elija a nivel nacional terminará vertebrando el resto o, asimismo, el surgimiento de un candidato fuerte. Lo que suceda primero.
Ningún dirigente macrista con oficina en Buenos Aires negaba la apuesta que representaba el presidente de Atenas. Lábaque se corrió y, la vacante, generó expectativa puertas adentro del PRO.
La senadora Laura Rodríguez Machado ya había deslizado su intención de competir en los comicios municipales de 2019. Su apetencia quedó al descubierto con motivo de la interna partidaria por las elecciones de autoridades del PRO (que no ocurrió). En aquella oportunidad, la ex funcionaria del Palacio 6 de Julio quería presidir el PRO Capital, comandado por Soher El Sukaria.
La legisladora provincial se suma a la lista de interesados por suceder a Mestre. En los actos partidarios ya se observan carteles con la inscripción “Soher 2019”. Desde el entorno de a dirigente no niegan el lanzamiento, incluso agregan que la dirigente capitalina se presentará como una opción “PRO pura”.
Su precipitada presentación como candidata ya genera ruido partidario. Cabe recordar que la delegación local del macrismo atraviesa una dura crisis a raíz de la resistencia del actual presidente, Javier Pretto, de dejar el cargo tal como había prometido a la línea que encabeza el diputado Héctor “La Coneja” Baldassi, conforme a la oferta del PRO Nacional para destrabar el atolladero doméstico.
Pretto también blanqueó sus aspiraciones para 2019. En este caso, para suceder a Juan Schiaretti. La fórmula propuesta: Pretto-Soher. Hay quienes opinan que la dupla busca mostrar fortaleza interna, luego de feroces cruces con sus retadores partidarios. Otros sostienen que la jugada debe ser tomada en serio.